Etiquetas

, , , ,

Ricardo Rubio: “Llevamos años luchando contra el acoso y la falta de empatía del Equipo de Gobierno respecto a las personas con movilidad reducida pero el PP no ceja en sus ataques contra este colectivo”

 El Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia (UPyD) de Alcalá de Henares, se ha hecho eco de la denuncia vertida por Don Emilio Martínez Trigo en un semanario local, en donde explica que, al solicitar la renovación de la autorización para entrar en la calle Mayor con su vehículo para acceder a su vivienda y poder trasladar a su hermana, María del Carmen, con una invalidez del 81%, la renovación que se le a dado restringe los derechos previos que tenía al circunscribir la autorización a “estacionamiento solicitado por el tiempo imprescindible para el traslado de persona con problemas de movilidad, que en ningún caso será superior a 15 minutos y siempre durante el horario establecido para carga y descarga de calle Mayor, con lo que sólo se podría entrar  a por esta alcalaína con movilidad reducida en ese horario de carga y descarga, como si de un fardo o un paquete se tratase.

Esa falta tan absoluta de sensibilidad y empatía demostrada por los responsables municipales de la Junta de Gobierno Local y por el concejal en cuestión, ha indignado a los representantes de UPyD que explicaban por boca del concejal de la formación, Ricardo Rubio, que “a pesar de que UPyD ha presentado hasta cuatro mociones para facilitar la incorporación de las Personas con Movilidad Reducida (PMR) a la vida diaria de nuestra ciudad y para hacer posible una ciudad amigable con las PMR, el Equipo de Gobierno de Javier Bello, demuestra una hostilidad contra ellos que raya la animadversión si no la fobia. A lo largo de esta legislatura, UPyD Alcalá ha presentado cuatro mociones en defensa de las PMR, incluyendo la última de 17 de septiembre de 2013, aprobada por unanimidad, en la que se exigía que se permitiera tanto la parada como el estacionamiento de vehículos para traslado de MPR en puntos de carga y descarga, la anulación de sanciones realizadas en el pasado por este concepto y una llamada de atención a la Junta de Gobierno Local para tener mayor sensibilidad en lo futuro con este tema, lo que evidentemente, no ha ocurrido.

 Hay que recordar que el Defensor del Pueblo instó al Ayuntamiento, ante la denuncia de un vecino con movilidad reducida por aparcar en carga y descarga, para que cejase en este tipo de acoso que restringe derechos fundamentales. Para UPyD, la Junta de Gobierno Local, con su alcalde Javier Bello a la cabeza y, pese a sus reparos hacia este colectivo, tienen la obligación de llevar adelante las mociones aprobadas, cosa que, no sólo no están haciendo sino que, incluso, están endureciendo las medidas restrictivas para la libre circulación de las PMR lo que infringe toda la normativa europea, la nacional, la autonómica y, sobre todo y más importante, la mínima conducta ética, solidaria y de urbanidad exigible a un ser humano.