La R.S.D Alcalá vence en el Municipal del Val

En una tarde muy desapacible en Alcalá de Henares, la RSD Alcalá pudo brindar una nueva victoria a los aficionados rojillos que desafiaron al frío y a la lluvia para apoyar al equipo en pleno Puente de Diciembre.

De esta manera y en un partido discreto y poco vistoso, el equipo de Jorge Martín de San Pablo fue práctico, y con orden, brega y la calidad que atesoran sus jugadores más determinantes, fue capaz de sacar adelante un partido que le permite seguir progresando en la tabla clasificatoria. Así en la primera llegada peligrosa al área, llegaría el primer tanto rojillo. Todo ello después de que Dani Ponce fuera derribado en el área y que Nanclares se encargara de llevar el balón a la red para poner por delante al Alcalá en el minuto 11 (1-0). Con el marcador a favor lo peor fue la lesión de Fran Pastor, que tenía que abandonar el terreno de juego con un problema muscular y siendo sustituido por un muy activo Mario que también terminaría el partido tocado tras sufrir un fuerte golpe en la cara. Sin más ocasiones de gol, pero con más chispa de los rojillos y con Juancho siendo un mero espectador, se llegaba al descanso. Un portero rojillo al que ya sólo restan 5 partidos para ser junto a Joselu el jugador que más veces ha defendido el escudo de la RSD Alcalá en toda su historia.

Tras el descanso el Parla movería el banquillo pero sin poner en demasiados apuros a un firme Alcalá. Con el partido anestesiado, un lanzamiento de falta del conjunto Parleño obligó a Juancho a volar y sacar una mano prodigiosa que serviría para salvar el gol del empate. La ocasión hizo despertar al Alcalá que, inmerso en muchas imprecisiones ofensivas, sabía que necesitaba un segundo gol que le diera la puntilla al partido. Una tranquilidad que llegaría en el minuto 89 después de que una asistencia de Saballs la aprovechara Hervías para que, con la calidad que atesora, pusiera el balón en la escuadra de la portería de Portillo para lograr su ansiado y merecido primer gol de la temporada y cerrar el choque (2-0)