Etiquetas

, , ,

Representantes de los trabajadores de TOMPLA se reunieron en la Asamblea de Madrid con el Secretario General del PSM-PSOE, Tomás Gómez, acompañados de concejales y diputados socialistas para establecer estrategias en defensa de los puestos de trabajo

Representantes de los trabajadores de TOMPLA mantuvieron una reunión en la mañana de hoy en la Asamblea de Madrid con el Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista y Secretario General del PSM-PSOE, Tomás Gómez, y los diputados autonómicos Maru Menéndez, Eusebio González, Jesús Dionisio, Eustaquio Jiménez y Josefa Navarro, para abordar la situación por la que atraviesa TOMPLA tras el ERE anunciado por parte de la dirección de la empresa y que implica el despido de trabajadores de su planta de Alcalá de Henares.

En la reunión participó el Portavoz de los socialistas complutenses, Javier Rodríguez Palacios, junto a los concejales del Grupo Municipal, Alberto Blázquez  y Pedro Casillas que acompañaron a la Presidenta del Comité de Empresa y representantes de los trabajadores de TOMPLA.

En la reunión con el Grupo Parlamentario Socialista los trabajadores de TOMPLA han recibido el total apoyo y solidaridad del Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista y Secretario General del PSM-PSOE, Tomás Gómez en nombre de los socialistas madrileños, asimismo se han acordado actuaciones desde el ámbito regional para defender los puestos de trabajo de la empresa alcalaína.

TOMPLA es una de las últimas grandes empresas que quedan en Alcalá de Henares y en el Corredor del Henares, una zona arrasada ante la ausencia de políticas de re-industrialización por parte del Gobierno Regional, que prefería especular con Eurovegas y Juegos Olímpicos antes que con un apoyo real a la industria madrileña. Por otra parte, la Reforma Laboral aprobada por el Gobierno de Rajoy permite que empresas con beneficios puedan despedir a sus trabajadores abriendo la puerta a externalizar su producción en otros países.

Para Javier Rodríguez Palacios, “no es aceptable un ERE mediante el cual  la dirección de la empresa quiere despedir a 132 trabajadores mientras mantiene beneficios a nivel de todo el grupo de empresas y la producción de la planta de Alcalá no ha bajado sino que incluso ha aumentado en el último año. Nos encontramos ante un nuevo capítulo de lo que supone la Reforma Laboral aprobada por el Gobierno de Rajoy que permite a las empresas presentar EREs mientras sus cuentas están saneadas como recientemente sucedió con ROCA.”

El Portavoz socialista señaló que “por otro lado, parece que el interés de la empresa es especular y transferir producción a otros lugares del extranjero, sin embargo la mayoría de su producción son sobres que se consumen en España, por empresas y administraciones públicas, que deberían tomar nota de cómo se destruye empleo por parte de una empresa que luego quiere acceder a contratos con las diferentes administraciones”.

Igualmente, Rodríguez Palacios dejó claro que “la empresa debería valorar que no todo vale, y que la defensa del empleo es en estos momentos la mayor prioridad para toda la sociedad.  Los trabajadores ya han dado muestras de querer sacar adelante el trabajo aceptando flexibilizar el trabajo y aceptando EREs de suspensión desde 2009,  ahora le toca a la empresa demostrar que quiere seguir en Alcalá y que mediante el diálogo es capaz de encontrar un futuro viable para la fábrica“.

 

 

Anuncios