La Marcha Zombie ha estado ambientada en el Museo del Prado, con motivo de su bicentenario

La Plaza de Palacio y la Plaza de las Bernardas acogieron actividades infantiles gratuitas

Hoy la ciudad despierta en calma. Todo en orden, quizá algunos con algo de sueño tras la noche más terrorífica del año, otros aún con la adrenalina en el cuerpo y la imagen de esos zombies que inundaron el Casco Histórico de Alcalá de Henares en la noche de Halloween.

Miles de personas se volcaron con una fiesta que año tras año sigue ganando adeptos en la ciudad y es ya todo un referente en el calendario festivo de los alcalaínos y alcalaínas: la noche de Halloween y la Marcha Zombie #9MZ. Un año más, la Plaza de los Santos Niños, la Calle Mayor y la Plaza de Cervantes fueron testigos del resurgir de los muertos, y se vieron sorprendidas por hordas de zombies que amenazaban con llevarse con ellos a los atrevidos vivos que se acercaron a contemplar este terrorífico espectáculo.

El concejal de Juventud e Infancia, Alberto González, se ha mostrado “muy satisfecho con el resultado del trabajo de tantas y tantas asociaciones en colaboración con el Ayuntamiento. La noche de Halloween y la Marcha Zombie han sido un éxito. En la Plaza de Palacio y la Plaza de las Bernardas hemos visto como muchísimas familias disfrutaban de las actividades infantiles; también han sido muchos los vecinos que se han acercado al Teatro La Galera para que caracterizarse; la Marcha Zombie ha llenado una vez más nuestro Casco Histórico de buen rollo y el mejor ambiente en la noche de Halloween; y para terminar, el Concierto Clausura llenó el corazón histórico de nuestra ciudad, la Plaza de Cervantes, de vecinos y vecinas”.

La Marcha Zombie ha estado ambientada este año en el Museo del Prado, con motivo de su bicentenario, y ha recuperado su tradicional recorrido desde la Plaza de los Santos Niños, hasta la Plaza de Cervantes, frente al Círculo de Contribuyentes, con paso por la Calle Mayor. Durante la marcha, han tenido lugar diversas performance en homenaje al cuadro de Goya de los fusilamientos del 3 de mayo.

Este año, la Plaza de Palacio y la Plaza de las Bernardas se ha convertido en un cementerio con simpáticos fantasmas y árboles mirones donde las familias han podido disfrutar a lo grande de multitud de actividades gratuitas, como la “Disco Monster”, los pintacaras, talleres creativos para elaborar fantasmas peludos, amuletos antipesadillas, slime mocoso o pociones mágicas.

Una de las grandes novedades de esta edición de Halloween ha sido la creación de un nuevo concurso de decoración de locales, que ha tenido como ganador a Starway Rock Restaurant, segundo clasificado Duldi y tercero a Smooy – Heladería. Además, también ha habido premios para cinco establecimientos más por sus efectos especiales, originalidad de los productos adecuados a la temática de Halloween, por sacar partido de los medios en un espacio reducido, por la cantidad de elementos decorativos y por la naturalidad de elementos decorativos.

 

Anuncios