Con las bajas de Benítez por sanción y de Maikel y Navas por lesión, afrontaba la RSD Alcalá una nueva jornada de liga a domicilio ante el Santa Ana, y con el único objetivo de pelear por una victoria que de forma inmerecida se le venía resistiendo en las últimas jornadas.

Con un tiempo desapacible que no impidió que un animoso grupo de aficionados rojillos se dieran cita en las gradas para apoyar al equipo y disfrutar de una ansiada y necesaria victoria, los de Jorge Martín de San Pablo demostraron desde los primeros minutos su superioridad en el partido, gracias a la seriedad de la zaga rojilla, a la movilidad y verticalidad de Fran Pastor y de Alamancos en la medular, y a la brega de Hervías por banda izquierda, un recurso ofensivo que encontraría su premio en el minuto 28 después de que el canterano se internara con peligro en el área para dejar el gol en bandeja a un Saballs que con serenidad enviaba el balón al fondo de la red (0-1). Se rompía en partido en el electrónico, lo que propició que el Santa Ana adelantara líneas empezando a buscar la portería de un seguro Aarón que desbarataba una y otra vez los intentos locales de colgar balones al área. Con victoria por la mínima se llegaba al descanso.

Tras el intermedio el Alcalá salía decidido a sentenciar cuanto antes un choque en el que se veía superior. Así Fran Pastor, Dani Ponce y Alamancos probaban fortuna con sendos disparos que no encontraban la portería local, y todo ello en un partido que cambiaría su guión en el minuto 51 después de que la pelea de Dani Ponce por un balón, le llevara a encarar la portería de Nacho siendo derribado por el defensor local Dani que sería expulsado a diferencia de lo que ocurriera en Vallecas en una idéntica jugada, pero en la que en aquella ocasión el arbitro quiso obviar para posterior infortunio rojillo. Con el equipo amarillo en inferioridad numérica, el Alcalá seguía cómodo sobre el terreno de juego pero sin terminar de rematar la faena. Saballs, Nanclares y Hervías tuvieron el segundo gol bajo una lluvia torrencial que aprovechó el Santa Ana para llevar el empate al marcador en el minuto 75 después de que en un ataque aislado, Goya se sacara un disparo desde la frontal que evitó la estirada de Aarón para empatar el partido (1-1). Las dudas volvían a aparecer en el entorno rojillo, pero la reacción no se hizo esperar y en una internada de Hervías en el área, era claramente derribado. Una pena máxima que Nanclares se encargaría de ejecutar y que el portero Nacho acertaba a atajar, aunque en el rechace el 10 rojillo no perdonaría para volver a adelantar al Alcalá en el marcador (1-2). A partir de ahí, una falta que se inventaba el colegiado en la frontal del área a favor del Santa Ana que Aarón abortaría, y la puntilla rojilla al partido después de que Castiella asistiera a Saballs para que el ariete, de nuevo con templanza, batiera la meta de su ex equipo para firmar su doblete y cerrar el partido (1-3)

 

Anuncios