Con la única baja de Navas por lesión, que se prevee que en esta semana pueda incorporarse al trabajo de grupo, se presentaba el Alcalá en El Álamo el pasado Domingo en busca de los primeros puntos de la temporada.

En un partido de poder a poder donde sería el equipo local el que marcara el rumbo en la primera parte, el Alcalá tan sólo pudo presumir de una buena internada de Huelves que no encontró puerta por poco y de la brega e intenciones de Dani Ponce en ataque. Por su parte el equipo local, que rondaba el gol aprovechándose de la hoy endeble defensa rojilla, vería como le eran anulados dos goles, uno por fuera de juego y otro por una falta previa en el remate. Con poco fútbol y sin ocasiones, se llegaba al descanso.

Tras el intermedio el Alcalá mostró mejor cara. El equipo de Jorge Martín de San Pablo empezaba a pisar más el campo rival y el trabajo de Saballs en ataque empezaba a dar sus frutos y en forma de premio cuando el ariete rojillo anotara un gran gol sin espacio desde línea de fondo (0-1) en el minuto 74 y ya con Castiella en el terreno de juego, el cual reaparecía tras su lesión. Pero poco le duro la alegría a los jugadores y a los aficionados rojillos desplazados, ya que al poco de sacar de centro, un desajuste defensivo en el minúto 77 permitía a Amadi batir a Juancho (1-1).

 

Anuncios