La figura central es una musa de papel que representa a todas las autoras, lectoras, editoras y en definitiva mujeres del mundo de la literatura castellana

La Plaza de la Paloma de Alcalá de Henares acoge, hasta el sábado, una falla en homenaje a la lectura bajo el título “Lee”, obra del estudio plástico multidisciplinar “Estudio Chuky”. A partir de las 21:30 horas del sábado, 4 de mayo, tendrá lugar la quema.

En diciembre de 2016 las Fallas de Valencia fueron declaradas por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial y la ciudad de Alcalá de Henares es Ciudad Patrimonio de la Humanidad desde 1998. Con la plantá de esta falla, cita que se celebra por tercer año consecutivo en la ciudad complutense, se unen los dos hitos diseñando una falla que retrata el alma de la literatura del ilustre Miguel de Cervantes Saavedra, nacido en Alcalá de Henares en septiembre de 1547.

La plantá de la falla ha tenido lugar esta misma tarde y han asistido el alcalde, Javier Rodríguez Palacios, y la concejala de Cultura y Turismo, María Aranguren. Ambos han invitado a todos los alcalaínos y alcalaínas a visitar esta falla que “por segundo año se “planta” en la ciudad complutense coincidiendo con el mes de abril, tan importante para la ciudad porque celebramos el mes de las Letras y en torno al cual organizamos multitud de actividades culturales, destacando sobre todo la entrega del Premio Cervantes, el más importante de las letras hispanas”.

Temática de la Falla

La Falla pretende unificar tres conceptos importantes de la propia ciudad de Alcalá de Henares, el arte de la escritura, el respeto a la figura de la mujer en su camino a la igualdad de género y la celebración de la feria del libro. Está protagonizada por un cuerpo central compuesto por libros de diferentes formatos, épocas y autores, algunos de ellos muy reconocidos por la sociedad alcalaína. De ellos emerge una figura de mujer, que a modo de musa de papel representa a todas las autoras, lectoras, editoras y en definitiva mujeres del mundo de la literatura castellana. Su piel está construida con las propias páginas de los libros y sujeta un tomo de lectura violeta que simboliza la igualdad de la propia mujer.

 

Anuncios