En un mal partido, el Alcalá suma un punto ante el Tres Cantos pero sigue sin encontrar el camino del gol que le conduzca a la victoria.

El Alcalá sigue sin encontrar la victoria que necesita para alcanzar cuanto antes la zona tranquila de la tabla clasificatoria. En un mal partido marcado además por la irregularidad del terreno de juego ante la helada caída, el equipo rojillo tan sólo pudo sumar un punto ante un Tres Cantos que llegaba al Val como colista y al que el Alcalá no pudo batir para llevarse los tres puntos en juego.

En una primera parte que apenas contó con ocasiones de gol por parte de los dos equipos, y pese a que era el Alcalá el que quería llevar la iniciativa en el juego, las ocasiones de gol brillaban por su ausencia y tan sólo los intentos de remate de Seubert a balón parado se convertían en las únicas armas ofensivas rojillas para intentar perforar la portería de un Tres Cantos que se defendía con criterio.

Tras el intermedio la dinámica no cambiaría y la entrada de Riki por José y de Huelves por Mani, le daban más velocidad por banda al juego del Alcalá, aunque la falta de profundidad para generar ocasiones de gol, marcarían un partido que no vería moverse el marcador y que tan solo le sirve al Alcalá para sumar un nuevo punto que sabe a derrota ante la necesidad imperiosa de empezar a sumar de tres en tres para escapar cuanto antes de los puestos bajos de la tabla clasificatoria.

 

Anuncios