Antes de nada y teniendo en cuenta la fiebre juntaletras que me recorre este fin de año, adelanto que 2019 será el año de mi jubilación; es más, es bastante posible que estas juntadas con las que hoy flagelo a los inquilinos del Convento de Agonizantes sean las últimas de mi vida.

He perdido mi batalla – y las ganas- por tratar de poner algo de sentido común en los políticos locales y creo que en los cerca de siete años en los que en mi tiempo libre he aporreado el teclado buscando mejorar Alcalá,  no he logrado absolutamente nada. Alcalá sigue hecha unos zorros, con una administración “digamos que muy mejorable” y unos políticos a la altura de………… mejor me lo callo. Perpetuar el fracaso no tiene ningún sentido….. veremos si saco tiempo y ganas para nuevas juntadas.

Ahora me toca hablar de deporte; y es que no me canso de escuchar como el actual titular del área se pavonea una y otra vez con la gestión del deporte que se está haciendo en la ciudad, ¿Gestión?, ¿Gestión de qué?

¿Gestión de la foto?, Si, si, fotos muchas. Carreras todos los fines de semana, con sus correspondientes entregas de premios, y claro con sus consabidas fotografías…………. y también problemas de conciliación con los vecinos de la ciudad.

Y la gestión del deporte base, ¿Qué?, ¿Hay algún tipo de control sobre las escuelas deportivas de Alcalá?¿Cuanto dinero de los impuestos de los alcalaínos se utiliza para financiar el aprendizaje de todos aquellos que viven en los municipios colindantes al nuestro y que utilizan los servicios deportivos de nuestra ciudad? ¿Se controla el empadronamiento de los perceptores de las subvenciones municipales en las escuelas locales?. Desconozco la respuesta, – me atrevo a asegurar que no se controla- pero la duda me asalta y estaría bien que conociésemos como el Ayuntamiento subvenciona las escuelas deportivas así como los pertinentes  y lógicos controles de empadronamiento de los perceptores de la subvención.

Podría ser que todos aquellos que han abandonado nuestra ciudad para vivir en los municipios colindantes con una presión fiscal digamos que más ligera que la nuestra, se beneficiarían de los impuestos que los cuatro “gilis” que hemos elegido vivir en Alcalá pagando unos impuestos más altos;… y claro….. eso estaría muy mal.

Cualquier pueblo de nuestro entorno exige estar empadronado para utilizar la piscina municipal….. ¿Se hace aquí?¿Controla el Ayuntamiento las subvenciones de las escuelas municipales?. Me temo que no, y el resultado puede suponer que sean nuestros Impuestos los que paguen las carreras deportivas de los mequeros, vubilleros, camarmeños y otros muchos otros. Mal, mal, muy mal.

Por otro lado y siguiendo con el mismo asunto, me he molestado en leer las bases de las cacareadas ayudas al deporte, convocadas el pasado verano. Un complejísimo sistema de puntuación en el que lo único que no puntua es el domicilio de los deportistas. Pagar los impuestos en Alcalá de Henares puede ser una circunstancia agravante para los deportistas – y sus familias- que son “adelantados” por la izquierda por los Clubes que “fichan” deportistas en los municipios colindantes – o más allá- ……..Digamos que si un grupo de “inteligentes” de Torrejón monta un Club y lo empadrona en Alcalá “nos levanta los impuestos”…. para mayor gloria de los torrejoneros……

Ser un Club de Alcalá no sólo supone estar empadronado en Alcalá….. los deportistas también tienen que ser de la ciudad, ¿No? 

La paradoja nos puede llevar a que el Atlético de Madrid, Club de ese suburbio con aeropuerto conocido como Madrid, próximamente sea el beneficiario de las ayudas al deporte del Ayuntamiento de Alcalá, en perjuicio de la R.S.D Alcalá, Avance, Complutense etc etc y otros tantos clubes futboleros de la ciudad……. veremos. Estaría bien que el consistorio aclarase todo eso.

Un auténtico insulto a la inteligencia del más estúpido y que demostraría el escaso o nulo control de nuestro sistema deportivo – del que muchos presumen- sobre los Clubes. De un tiempo a esta parte circula en la ciudad un intenso runrún sobre la utilización de Clubes locales – entiendo que serán las excepciones- como tapaderas fiscales que generarían enriquecimientos ilícitos para cuatro listos que habrían descubierto el ungüento amarillo de la falsa solidaridad como forma de lucro…. seguro que es uno de los habituales bulos de radio macuto…..o ¿No?

Y todo eso a costa de nuestros impuestos……. y claro a costa también del buen rollito del deporte municipal….. 

Lo de siempre

Tenemos lo que nos merecemos

El Alcalaíno Impenitente

Anuncios