El contrato ha quedado desierto por no cumplir los requisitos técnicos mínimos.

Aparte de las luces del centro, que se desconoce cómo se han licitado, todo hace creer que el resto de la ciudad se quedará “a oscuras” estas Navidades.

Según ha declarado el edil popular, Markel Gorbea mediante nota de prensa, “hay muchas probabilidades que la mayor parte de Alcalá se quede sin luces decorativas hasta bien entradas las Navidades y todo es fruto de la falta de previsión de un equipo de gobierno que ha decidido esperar hasta el 8 de noviembre para convocar el concurso por procedimiento reducido y por urgencia”. Gorbea ha explicado que “en esta ocasión, la falta de previsión y las prisas le han salido mal al equipo de gobierno que ha visto como el contrato ha quedado desierto por no cumplir los requisitos mínimos del pliego técnico.”

En palabras del concejal del PP, “el tripartito tiene la Navidad dividida entre dos concejalías, y la falta de comunicación entre ambas ha ocasionado que no tengamos luces decorativas de Navidad este año”. Para Gorbea, “el no tener un contrato firmado en este momento, cuando el montaje necesita semanas, implica que no habrá luces decorativas, por lo menos, hasta mediados de diciembre”. “La ciudad – ha afirmado el edil popular – no se merece esta descoordinación que deriva en que los alcalaínos no tengamos ambiente navideño, lo que incidirá negativamente en el atractivo del comercio de nuestra ciudad”.

Markel Gorbea ha asegurado que “en esta ocasión no vale, como en las Fiestas Patronales de  los Santos Niños, correr como locos en la instalación de las luces, doblando turnos y montando de noche, porque las luces no sólo son en el centro de la ciudad, las luces decorativas de Navidad se montan por los 5 distritos y su montaje necesita de semanas para su correcta instalación, pruebas técnicas y encendido con seguridad”.

En palabras de Gorbea, “se genera un desconcierto total entre la ciudadanía que escucha, de forma descoordinada, a los distintos concejales del equipo de gobierno hablar de la Navidad en el Recinto Ferial, por un lado, el espectáculo de luces y música de la calle Mayor por otro, y mientras tanto sin colocar una sola bombilla en el resto de la ciudad: Una ciudad Patrimonio de la Humanidad que la próxima semana celebra su 20º Aniversario, pero sin una sola luz y con la mitad de las calles levantadas por unas obras que tampoco se planifican”.

Anuncios