La RSD Alcalá sigue viviendo un autentico calvario de infortunios en esta primera vuelta del campeonato y esta semana a las bajas obligadas por sanción de Rafa y Moha (que ya podrá entrar en la convocatoria el próximo fin de semana) y de Juancho, Molino y Riki por lesión, se sumaban en este capítulo Gonzalo con unas molestias en la físicas, y Nanclares aquejado de una neumonía que le podría mantener en el dique seco varias jornadas. Siete bajas en la plantilla para enfrentarse a un siempre complicado CD Móstoles y en un campo muy pesado en el que los jugadores rojillos disponibles para la cita lo dieron todo para buscar un resultado positivo que se escapaba en el tramo final del partido.

En una mañana de domingo desapacible, fría y con un terreno de juego marcado por el barro, los dos equipos saltaban al terreno de juego con la intención de no conceder ocasiones de gol al equipo contrario, algo que el Alcalá, firme toda la temporada en defensa, lograba en la practica totalidad del partido. Con dificultad para conducir el balón, ambos equipos entraron en la batalla del cuerpo a cuerpo donde los de Jorge Martín se batían con firmeza y con Mani y Pablo Rojo sacando músculo en la medular rojilla.  Sin apenas ocasiones de gol, un duro disparo de Navarro que se marchaba a córner después de golpear en un defensor local, se convertía en la única ocasión de gol por parte de los dos equipos en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Tras el descanso el Alcalá daba un paso adelante con Timo y Seubert apareciendo con peligro para intentar aprovechar algún descuido en la zaga del equipo de Salva Ballesta. Moha lo intentaba para el equipo azulón pero sin poner en apuros a un Sempere que era un mero espectador de la contienda, mientras que Jorge Rojas y Timo probaban fortuna sin suerte para el Alcalá. Pero con el partido controlado por parte rojilla y en un choque abocado al empate a cero, la mala suerte se volvía a cebar con el equipo y la afición rojilla presente en el Soto desafiando al frío, después de que en el minuto 79 una contra bien trabajada por el Móstoles encontraba remate en el ex de la RSD Alcalá Manolo Padilla para a bocajarro batir la meta de Sempere (1-0). Una vez más el Alcalá volvía a controlar el partido… pero no el marcador. Tras el gol Jorge Martín tiraba de banquillo con todo lo que tenía y un triple cambio permitía a Edu Prieto, Diego Peñalvo y el nuevo fichaje rojillo José, saltar al terreno de juego, pero ya sólo quedaba tiempo para ver como además Navarro se tenía que retirar también lesionado.

 

Anuncios