Un gol mal anulado a Navarro marcó un partido en el que el Carabanchel se quedó en inferioridad numérica.

Con las bajas de Juancho y Riki por lesión, y de Edu Prieto y Moha por sanción, afrontaba el Alcalá su partido en la Mina de Carabanchel en busca de la ansiada segunda victoria consecutiva que no termina de llegar para los intereses rojillos.

Tras un inicio en el que la intensidad de ambos equipos denotaba la importancia del choque, la falta de ocasiones de gol deslucía el espectáculo. Con la situación en defensa controlada y sin que Sempere pasara apuros, un lanzamiento de falta de Pablo Rojo que se marchó rozando el palo, un remate de Benítez que se iba fuera y un disparo lejano de Merchán, serían los intentos rojillos en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Tras el intermedio y con todo por decidir, el Alcalá empezaba a dar sensación de tener la situación controlada esperando la suerte del gol. Un disparo de Merchán llevó el “UYYYY” a la grada de la afición rojilla que estaba presente animando al equipo. El partido se le ponía de cara a los de Jorge Martín después de que el Carabanchel se quedara en inferioridad numérica por doble cartulina amarilla de Edwin, tras el inaudito carrusel de tarjetas que mostraba el colegiado en el choque. Una situación que precedía a la jugada polémica del partido después de que una buena combinación entre Pablo Rojo y Navarro terminara con un certero disparo del segundo que sería mal anulado por el colegiado por estimar que el lateral rojillo se encontraba en fuera de juego . Con el famoso VAR, el Alcalá iría en ese momento por delante en el marcador. El Alcalá intentaba generar peligro pero el Carbanchel se defendía con criterio. Seubert y Mani entraban por Timo y Gonzalo, y el Alcalá se intentaba aprovechar del poderío en el juego aéreo de Seubert para encontrar el gol. Un tanto que a punto estuvo de lograr Merchán tras una gran acción ofensiva de Navarro, pero que el meta local Adrián se encargaba de desbaratar.

 

Anuncios