No está siendo un fácil inicio de temporada para el Rugby Alcalá que experimenta un cambio de ciclo y ha bajado en casi diez años la media de edad de sus jugadores. Sin embargo, y a pesar de las derrotas, sigue puntuando a base de bonus. Los cuatro ensayos en la derrota en casa ante CRC Pozuelo le dan un nuevo punto que si bien no le vale para salir de la zona baja de la tabla es un nuevo distanciamiento con el colista Veterinaria. El 24-48 le vale de poco a los rojillos pero les mantiene con vida en la complicada máxima categoría del rugby regional.

Un partido loco y de muchos puntos. Está claro que eso al Alcalá no le viene bien para ganar pero si para ir amarrando puntos bonus (en este caso un punto ofensivo por anotar cuatro ensayos) que le mantengan con vida aunque sea abajo en la tabla.

CRC Pozuelo sabía que tenía que salir a tope desde el principio para que los rojillos no les complicaran el partido y así lo hicieron. Dos ensayos anotados y transformados por Marzal en 10 minutos ponían el 0-14 en el marcador.

Sin embargo los locales contestaron rápido con dos marcas del capitán Fernando Mazo, una de ellas transformada por Isma que dejaban el choque en 12-14 apenas transcurridos 20 minutos.

De ahí al descanso el marcador parecía que no se movería, sin embargo de nuevo el visitante Marzal, que fue el jugador del partido anotando todos los puntos de su equipo en la primera mitad, aprovechó un golpe de castigo para sumar tres más y dejarlo todo en 12-17 al descanso.

En la segunda parte CRC Pozuelo apretó el acelerador y antes del último cuarto de partido anotó tres marcas. El local Mone acortó distancias con un ensayo que dejaba un claro 19-34 para los visitantes a diez del final.

Ambos equipos maquillaron su resultado con una y dos marcas respectivamente en los últimos instantes y el tanteo final quedó en 24-48. Cifra importante para los alcalaínos que al anotar su cuarto ensayo se quedaban con un punto de bonus ofensivo.

Rugby Alcalá sigue penúltimo con apenas dos puntos de diferencia con Veterinaria que ocupa el farolillo rojo. Ahora tienen dos partidos clave ante Sanse Scrum en casa en el puente de noviembre y visita al colista el próximo fin de semana del 11-12 del mismo mes.

24 – Rugby Alcalá: Ballesteros, Manu Fidalgo, Llamas, Tato, Tato, Cristian, Alberto, Mone, Fernando Mazo; Edu González, Isma; Markez, Anchuelo, Alex González, Miguel Fernández y Carra. Suplentes: Pablo Díaz, Bruno, Talavera, Mengual, Gorka, Rabanal, Leo y Vila.

48 – CRC Pozuelo: Felices, Pablo Gallego, Rodríguez-Marín, Obando, Antuña, Rubio, Valentin, Olmo; Canales, Rumin; Javier Sitges, Emparanza, Daniel Marzal, Mateo Zarco y Marco Casasnovas. Suplentes:  Cantarero, Hervas, Sergio Casasnovas, De Andres, Esteban, Ramón y Santiso.

 

Anuncios