Mañana miércoles, 31 de octubre, la Plaza de Palacio se convertirá de nuevo en el espacio infantil de la fiesta de Halloween, una tradición que está convirtiendo “los terrores infantiles” en motivo de distracción y divertimento.

Tras el éxito del año pasado, en esta edición, las actividades ocuparán además la Plaza de las Bernardas, para tener más espacio en el que niños y niñas despliegan su fantasía.

Para el concejal de Infancia, Suso Abad, “el Halloween infantil es otro de los grandes momentos de estas celebraciones en la que damos un marco incomparable a las fantasías de los niños y niñas que pasan momentos terroríficamente divertidos e inolvidables”.

La tarde comenzará con una Disco Zombie, donde toda la familia podrá mover todos los huesos del esqueleto al ritmo de la animada compañía Kamaru.

En la Plaza de Palacio los más pequeños podrán disfrutar de originales talleres como un pintacaras sangriento, que convertirá los rostros en imágenes horribles e impactantes; un taller de monstruos diversos, para fomentar la diversidad y conocer el mundo de los sustos con formas y patas; un taller escobitas de bruja, que ayudan a imaginar viajes imposibles a tierras divertidas y tenebrosas; y un taller de moco de fantasma (slime fluorescente), que hará las delicias más desagradables para quien disfrute con la materia viscosa.

En la Plaza de las Bernardas las familias podrán disfrutar de juegos sólo para valientes y de un photocall para inmortalizar esta terrorífica y divertida tarde.

Todas las actividades son gratuitas.

 

Anuncios