Más de 10.000 personas, divididas entre los cuatro días (del 29 de agosto al 1 de septiembre), han pasado por la plaza de La Paloma de Alcalá de Henares para disfrutar de la III edición de Un Buen Plan Para Ferias, que bate récord de asistencia y ratifica su presencia en las Ferias y Fiestas de Alcalá de Henares.

“Un Buen Plan Para Ferias”, ciclo de conciertos organizado por la Concejalía de Juventud en colaboración de Alcalá es Música, se consolida como un evento destacado en el ámbito cultural de nuestra ciudad, gracias a la calidad y variedad del cartel.

Suso Abad, concejal de Juventud, considera “que se han cumplido las expectativas” y se muestra orgulloso de “dotar a Alcalá de Henares de un ciclo de conciertos que cada año aglutina a más espectadores”.

El artista encargado de inaugurar la tercera edición del festival complutense el día 29 fue Mediyama, músico alcalaíno que nos hizo reflexionar y disfrutar con sus letras. Acto seguido, Wöyza ponía a bailar a toda la plaza con las canciones de su último disco “Pelea”. Por último, Juancho Marqués abarrotó la plaza con un público entregado a la causa desde el primer acorde.

El segundo día el protagonista fue el Rock. El grupo femenino The Veroñas abrió la noche dejando un gran sabor de boca en el público. Tras su actuación, llegaba el turno de la música rock internacional de la mano de The Fuzillis y The Netbeats, que realizaron dos conciertos espectaculares descargando una buena dosis de rock entre el público presente.

El viernes 31 de agosto sonó a música afrobeat. El artista complutense, Carlitos Chacal, acompañado en el escenario de su banda, fue el encargado de dar el pistoletazo de salida al penúltimo día de “Un Buen Plan Para Ferias”. Después, los asturianos Akin nos dejaron bailando con sus ritmos africanos envolventes que nos trasladaron al folklore del país africano. Ogun Afrobeat, cabeza de cartel, puso el broche de oro a una noche inmejorable.

El último día (1 de septiembre), donde la música funk-rock fue la principal protagonista, arrancó con el concierto de Ruta 57, grupo complutense que aprovechó su actuación en La Paloma para ofrecer el último show de la gira, que les ha llevado por ciudades muy importantes de nuestro país. Los gallegos, The Soul Jacket aportaron la nota country de la jornada con unas canciones muy coreadas por el público. En último lugar, los míticos Sobrinus se subieron al escenario para interpretar clásicos de la historia de nuestra música que provocaron un ambiente espectacular en el recinto complutense.

Un año más, los foodtrucks tuvieron una presencia destacada en Un Buen Plan Para Ferias gracias a su variada oferta gastronómica, así como la apertura de una pequeteca para el “público infantil”.

 

 

 

Anuncios