A continuación publicamos el comunicado emitido por los socialistas de Alcalá:

Un grupo de intolerantes ha empapelado la sede de los socialistas de Alcalá con carteles del dictador Franco y un mensaje: “El Valle de los Caídos no se toca”.  

No es la primera vez que el PSOE de Alcalá sufre pintadas o amenazas.

La Casa del Pueblo de Alcalá de Henares ha sufrido esta madrugada un ataque. Un grupo de intolerantes ha empapelado nuestra sede con fotos del dictador Franco y el mensaje “El Valle de los Caídos no se toca”.

El secretario general del PSOE de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios, explica que “lamentablemente ya hemos sufrido en varias ocasiones pintadas y amenazas. Parece que cuando el PSOE gobierna en este país a algunos no les gusta nada y pierden el más elemental respeto por el que piensa diferente”.

Los socialistas de Alcalá transmitimos nuestro máximo apoyo a esta decisión del Gobierno de Pedro Sánchez. Supone hacer justicia y Memoria Histórica de lo que fue la dictadura Franquista y sus consecuencias, como sucedió en Alcalá de Henares con los fusilados por el régimen y que poco a poco sacamos del silencio y el olvido.

Una medida que sacará por fin los restos del dictador del Valle de los Caídos, un monumento creado por miles de represaliados durante la posguerra y que siempre ha sido utilizado como un símbolo del Franquismo. Javier Rodríguez Palacios insiste en que “un mausoleo fascista del Siglo XX no puede seguir intacto en una democracia del Siglo XXI”

Anuncios