Gloria Morata nunca estuvo en la lista de solicitantes, pero accedió a una vivienda municipal con un folio manuscrito sin los obligados formalismos administrativos 

Chacón: “Javier Rodríguez tiene que decidir si trabaja para todos los alcalaínos o si rompe el Acuerdo de Gobierno que sólo beneficia a los militantes de sus socios”.

Después de conocer que el Ayuntamiento complutense concedió una vivienda municipal a la número 14 de la lista de Somos Alcalá, pese a no haber estado nunca en la lista de solicitantes, el Grupo Popular en el Ayuntamiento vuelve a pedir explicaciones al Alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, por “esta nueva muestra de amiguismo en la que se dan ventajas a personas cercanas a Podemos y Somos Alcalá”.

Según ha publicado hoy el diario ABC, la edil de Vivienda y primera teniente de Alcalde, Olga García, adjudicó un piso protegido a Gloria Morata, contratada posteriormente como asesora en el Grupo Municipal de Somos Alcalá, sin que hubiese ningún concurso de por medio. El expediente de adjudicación de esta vivienda abre ciertas dudas de que se haya respetado la imparcialidad de la Administración y que los jóvenes de Alcalá hayan concurrido en igualdad de oportunidades en el acceso a esta vivienda.

Estas dudas, que van desde un folio manuscrito, sin registro de entrada ni ningún otro formalismo administrativo, y con fecha posterior a la propuesta de la Junta de Gobierno Local, hasta incertidumbres respecto a la edad reglamentaria para el acceso a la vivienda o a la renta de la solicitante, que ha sido asesora del Grupo Municipal de Somos Alcalá con una salario de 36.000 euros al año. Para el portavoz popular, “esto vuelve a sumarse a todos los chanchullos de Somos Alcalá. El que no ha pillado un contrato, ha pillado una subvención o una vivienda pública. No se puede entender como alguien que es contratado como asesor a razón de 36.000 euros al año necesita una vivienda pública con un alquiler de 300 euros al mes.”

Desde el Partido Popular exigimos al Alcalde de Alcalá de Henares que deje de ser el cómplice político de los chanchullos de Somos Alcalá y ponga todos los medios posibles para evitar que se sigan utilizando recursos municipales para favorecer a miembros de su partido. “El Alcalde tiene que elegir: seguir gobernando con Somos Alcalá y seguir colaborando en esta red clientelar o romper el Acuerdo de Gobierno y empezar a trabajar para los alcalaínos y no sólo para los militantes de sus socios de Gobierno.”

Anuncios