La presidenta de la gestora ha señalado que el Partido Popular se va a poner del lado de los vecinos y comerciantes para solicitar que se reordene el tráfico de la ciudad de la manera más adecuada.

Dentro de la ronda de reuniones que el Partido Popular ha comenzado esta semana, los miembros de la gestora y los concejales del ayuntamiento se han reunido con afiliados para explicar la postura del partido sobre las obras de peatonalización de la plaza de Cervantes, del parque Salvador de Madariaga, del antiguo recinto ferial y de las nuevas rotondas que ha previsto el equipo de gobierno.

La presidenta de la gestora complutense, Rosa Vindel, ha señalado que “estamos del lado de los vecinos y queremos escucharles para saber cuál es su visión sobre la mejor manera de reordenar el tráfico del centro de Alcalá”. “De lo que sí estamos seguros – ha afirmado Vindel – es de que estas actuaciones se están programando de manera precipitada, que no se está teniendo en cuenta el impacto de abrir tantos frentes al mismo tiempo y que están evitando un problema fundamental para la ciudad, como es la reorganización del transporte público, cuyo eje principal, además, se encuentra en el meollo de estas obras.”

Desde el PP complutense se ha editado un folleto en el que se deja clara la postura del partido respecto de las obras de semipeatonalización de la Plaza de Cervantes y la calle Libreros, que se planifique bien el tráfico y que la obra se realice con todas las garantías y los plazos necesarios. En palabras de Vindel “es importante sopesar las diferentes opciones y tener en cuenta cómo afecta cada una de las actuaciones para poner enmarcha la siguiente”. “Levantar todo el centro al mismo tiempo – ha afirmado la presidenta de la gestora popular – es un crimen para el tráfico, para el comercio y para los vecinos”.

Anuncios