El PP de Alcalá parece no comprender la diferencia existente entre un impuesto, pagado por todos los vecinos y vecinas, y una tasa de grúa, sufragada únicamente por el infractor o infractora en cuestión. Al parecer, los populares complutenses se ponen del lado del infractor y pretenden que paguemos el resto por las infracciones de unos pocos. De no incrementarse la tasa, si alguien ocupa tu vado, o aparca sin la tarjeta correspondiente en una plaza destinada a personas con movilidad reducida, parte de los costes de la retirada del vehículo serían pagados por el vecino o vecina damnificada. Un sinsentido en el que lleva instalado el PP de Alcalá desde hace mucho tiempo.

La subida de tasas de grúa para la recogida de vehículos mal estacionados no es para el buen vecino o vecina. A muchos nunca les ha tocado asumir este tipo de pagos, e incluso puede que nunca tengan que hacerlo. Afortunadamente, los vecinos y vecinas de Alcalá de Henares cada vez infringen menos la normativa de tráfico, con una reducción del 22% en la retirada de vehículos por mal estacionamiento.

Una vez más, el portavoz del PP de Alcalá, Víctor Chacón, miente a los vecinos y vecinas de la ciudad, utilizando el populismo al que ya nos tiene acostumbrados desde hace mucho tiempo. No solo al presentar cifras sesgadas, manipuladas y falsas, sino también al afirmar ante la ciudadanía que serán todos los vecinos y vecinas de Alcalá de Henares sobre quienes recaerá el incremento de la tasa. Una tasa que únicamente será abonada por aquellos vecinos y vecinas que estacionen sus vehículos infringiendo la normativa de tráfico.

Asimismo, el PSOE de Alcalá recuerda que únicamente las infracciones más graves son las que suponen la retirada del vehículo con la grúa, como puede ser el estacionamiento de vehículos en zonas reservadas para personas con movilidad reducida, vados permanentes, pasos de peatones…

Por último, desde el grupo municipal socialista lamentamos la negativa tanto del PP de Alcalá como de Ciudadanos Alcalá en relación a la subida de la tasa por uso de la pista para exámenes de conducir, que haría insostenibles los exámenes de conducir en la ciudad y obligaría a los alcalaínos y alcalaínas a desplazarse hasta Móstoles.

Anuncios