El concejal de Recursos Humanos, Alberto Blázquez, y la concejala de Seguridad, Yolanda Besteiro, han presentado esta mañana en el edificio de Seguridad la “Campaña de Cardioprotección” puesta en marcha por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, que consiste en la instalación de desfibriladores en edificios municipales, así como en vehículos de la Policía Local.

En total se han instalado 14 nuevos desfibriladores que se han ubicado en la Casa Consistorial, en la Concejalía de Hacienda, en el Teatro Salón Cervantes, en el Auditorio Paco de Lucía, en las dependencias de Servicios Sociales de Plaza de Navarra, en el Centro Médico de la Casa de Socorro, en el Parque Municipal de Servicios, en la Casa de la Juventud, en el edificio de Seguridad de la Avenida de Meco, así como otros cuatro desfibriladores portátiles que se han colocado en los coches patrulla de la Policía Local. Estos 14 nuevos equipos de reanimación inmediata se suman a los 17 ya instalados con anterioridad en instalaciones deportivas.

Un desfibrilador externo automático (DEA) es un dispositivo que revisa el corazón de una persona y aplica una descarga eléctrica si éste deja de latir normalmente, es decir, una desfibrilación.

El concejal de Recursos Humanos, Alberto Blázquez, ha explicado que es necesario “diseñar políticas concretas en materia de prevención de riesgos laborales con el fin de mejorar la seguridad y la salud laboral tanto de los trabajadores municipales como al conjunto de los ciudadanos y ciudadanas de Alcalá”.

La concejala de Seguridad, Yolanda Besteiro, por su parte ha hecho hincapié en la importancia de dotar a los vehículos de la Policía Local con estos equipos porque “siempre son los primeros en llegar ante cualquier incidente y era imprescindible que los vehículos contaran con estos desfibriladores para proteger a la ciudadanía”. Besteiro ha explicado que los agentes han recibido formación específica. Además, cuando uno de estos equipos es activado se conecta automáticamente con el servicio de emergencias 112.

 

Anuncios