Desde el España2000 presentan al Pleno Municipal del 20 de febrero una propuesta para dotar de bancos a aquellas paradas de autobús que no cuentan con marquesina. Exponen que el Ayuntamiento, puede paliar la falta de marquesinas, en las que los usuarios de los autobuses se protegen de las inclemencias meteorológicas y se sientan a esperar, acercando bancos a las paradas de autobús que no tienen marquesina con asientos. Ya que como indican desde España2000, “es habitual ver un banco, al que no se le da uso, colocado arbitrariamente mientras que a diez metros podemos encontrar a vecinos y usuarios sin marquesina esperando de pie, sin un simple banco donde esperar la llegada del autobús sentados.”

Alcalá de Henares, tiene doce líneas urbanas de autobuses, y más de doscientas treinta paradas de autobús, con una mayoría amplia de paradas accesibles a personas con movilidad reducida, aunque aún quedan algunas que debemos adaptar. La frecuencia de paso, dependiendo de la línea y el día de la semana, según los datos ofrecidos por el Ayuntamiento, oscilan entre los 5 y los 24 minutos, aunque hay líneas como la 3 que pasa cada 30 minutos.

Según la nota de prensa difundida por la formación social patriota, muchos de los usuarios de los autobuses urbanos lo hacen como medio de transporte para ir y volver a su puesto de trabajo, a su centro de estudios, así como para ir al centro de la ciudad para realizar gestiones administrativas, acudir al centro de especialidades, al hospital, o vuelven cargados de comprar. “En cualquiera de los casos, la espera sería más cómoda, seguro, y ayudaría a afianzar el uso del transporte público y colectivo, que además brinda la oportunidad de abaratar gastos de transporte a la vez que contribuye a reducir la contaminación evitando el uso de otros transportes.” Explica Rafael Ripoll, concejal de España2000.

Con esta propuesta sencilla y barata, ya que es una labor que pueden realizar sin costes adicionales los trabajadores del Parque Municipal de Servicios, pretendemos hacer más fácil y sencilla la espera de los vecinos y usuarios, “reciclando” los bancos o acercándolos a la parada para que se pueda descansar mientras se espera la llegada del autobús.

Anuncios