El equipo rojillo pudo sumar un punto en su partido contra el Rayo Vallecano B gracias a un gol de Nanclares de penalti en el último minuto del encuentro. El gol del Rayo B fue obra de Benito.

En un partido de poder a poder, el Alcalá volvió a sumar un punto después de empatar en El Val ante el Rayo Vallecano B.

Con la baja definitiva del canterano Santa, que ha abandonado el equipo después de solicitar esta misma semana su carta de libertad, y del delantero Manolo Padilla por el fallecimiento de un familiar y por el que los jugadores rojillos portaron un brazalete negro en su memoria, el Alcalá afrontaba un partido en el que tampoco pudo estar presente el entrenador Jorge Martín por el nacimiento de su hija en esta misma mañana. El segundo entrenador rojillo Ernesto Gómez sería hoy el encargado de dirigir al equipo desde el banquillo.

Desde el primer minuto de juego era el Alcalá el que más intentaba llevar la iniciativa en el encuentro, mientras que el filial rayista recurría a peligrosos contragolpes que se topaban con la concentrada defensa rojilla. Un disparo de Del Valle, que sacaba con acierto el portero visitante, sería lo más destacado del primer acto.

Tras el descanso el portero Sempere salvaba el primer gol del partido tras solventar un mano a mano con Bolaños. Pese al susto el Alcalá volvería a imponer su juego hasta que en el minuto 66 un disparo de Carrasco era despejado por Sempere pero su rechace lo aprovechaba Benito para batir a placer la portería del Alcalá y abrir el marcador (0-1). El gol supondría un mazazo para la parroquia local y el Alcalá se lanzaba en busca del gol del empate pero con más corazón que cabeza. Un gol anulado a Benitez por claras manos en el remate, sería el preludio del gol del empate que una vez más llegaría después de que el árbitro señalara en el último minuto del partido un claro derribo del portero rayista a Nanclares dentro del área que él mismo se encargaría de aprovechar para poner el empate definitivo en el electrónico (1-1).

 

Anuncios