En un partido muy trabado, la RSD Alcalá suma un punto gracias a un gol de Nanclares de penalti. El gol local fue obra de Dani Gail.

Con las bajas por sanción de Joshua Zapata y Navarro, la RSD Alcalá comienza sumando un punto en el inicio de la segunda vuelta después de empatar a domicilio ante el Villaverde Boetticher en un partido muy trabado y marcado por el gol tempranero de Dani Gail para el equipo local en el minuto 3 tras un zapatazo desde dentro del área que no pudo atrapar Sempere pese a su estirada (0-1). Tras el gol, el Alcalá intentó hacerse con la posesión del balón pero las continuas faltas e interrupciones en el juego afeaban un partido en el que no dejaba ninguna otra oportunidad de gol para ninguno de los dos equipos en unos feos primeros cuarenta y cinco minutos de juego.

Tras el intermedio, el equipo rojillo daba un paso hacia adelante y empezaban a llegar las primeras ocasiones de gol para los de Jorge Martín. Una falta botada por Shafa a punto estuvo de encontrar rematador, mientras que Sempere también aparecía con mérito para salvar el segundo en una contra. Jorge movía el banquillo dando entrada a Castiella y a De la Cuerda, que reaparecía tras su lesión, unos cambios que motivaron más empuje en un Alcalá que a punto estuvo de marcar tras un remate de cabeza de Gonzalo. Las continuas faltas y las cartulinas amarillas vistas por los jugadores del Villaverde, marcarían el partido después de que Viti viera la segunda tarjeta dejando a su equipo en inferioridad numérica en el minuto 79. Con más espacios y con Merchán también en el terreno de juego, el Alcalá se lanzó en tromba es busca de un empate que llegaría en el minuto 89 de penalti después de que Shafa cayera en el área y lo aprovechara Nanclares para batir la portería local (1-1).

 

Anuncios