Los alumnos de primer curso de los grados de Criminalística y Farmacia de la Universidad de Alcalá han lanzado una iniciativa para informar y ayudar a otros  jóvenes a combatir los abusos sexuales producidos por sumisión química, con el objetivo de conseguir ambientes nocturnos libres y seguros. La campaña cuenta con el apoyo de la sección de Criminalística y la Unidad de Igualdad de la Universidad de Alcalá y de la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Alcalá.

Por sumisión química entendemos el sometimiento de una persona que se encuentra incapacitada por el efecto de fármacos o drogas de abuso. Cualquier actividad sexual con una persona en este estado es susceptible de ser considerada un delito de abuso sexual, tanto si el consumo ha sido voluntario como si no.

En el ambiente nocturno, el fenómeno de la sumisión química está más presente de lo que muchas personas piensan y nadie está libre de verse afectado. Es muy importante tener en cuenta que en muchas ocasiones, el agresor no añade nada en la copa de la víctima, si no que se aprovecha del estado de indefensión que genera el consumo voluntario de alcohol u otras drogas, o la mezcla, muchas veces inconsciente, de alcohol con medicamentos, como ocurre con los antihistamínicos o somníferos.

Desde el viernes 15 al jueves 21 de diciembre, los estudiantes que organizan la campaña colocarán  varios puntos de información en Alcalá, para dar a conocer  todos los aspectos que rodean este fenómeno y donde ellos mismos resolverán todas las dudas. Además, han organizado un Aula Abierta el próximo 20 de diciembre en la Facultad de Derecho, que tendrá lugar de 18 a 20:00 horas, y donde mostrarán todo el trabajo de concienciación que han desarrollado, las iniciativas en marcha y los objetivos cumplidos. Toda la información está disponible en https://sumisionquimica.wixsite.com/quiencallanootorga. Cualquier duda, sugerencia u opinión puede compartirse en el  hashtag #QuienCallaNoOtorga

 

Anuncios