El Obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, ha presidido, en el Cementerio de los Mártires de Paracuellos, la Santa Misa con ocasión del LXXXI Aniversario del Martirio de 143 Beatos y de la Jornada Mundial de los Pobres instituida por el Santo Padre el Papa Francisco. La celebración ha tenido lugar el domingo 19 de noviembre a las 12 horas. Concelebraron superiores y representantes de las órdenes a las que pertenecen los religiosos y sacerdotes cuyos restos mortales descansan en este Camposanto. La iglesia del Cementerio quedó totalmente desbordada, por lo que gran número de fieles debieron seguir la celebración desde el exterior. Mons. Reig anunció en la homilía una gran noticia referida al Cementerio de los Mártires de Paracuellos: «Con gratitud quiero comunicaros que la Sagrada Penitenciaria nos ha concedido la gracia de la Indulgencia plenaria para aquellos que, con los requisitos habituales, visiten este cementerio. Estos requisitos son asistir a la Santa Misa y recibir la comunión, cumplir con las condiciones habituales de confesarse, rezar por el Santo Padre y tener la disposición interior de desapego total del pecado, incluso del venial. Esta indulgencia se podrá ganar todos los primeros domingos de mes, y el obispo diocesano podrá conceder dicha indulgencia para el resto de los días previa solicitud al obispado de Alcalá de Henares»

Tras la Santa Misa se procedió a la exposición mayor del Santísimo Sacramento y a continuación tuvo lugar una Procesión Eucarística recorriendo las siete grandes fosas donde yacen los beatos mártires y demás víctimas.

Anuncios