En un típico partido de cero a cero, una indecisión defensiva condena al Alcalá en Alcorcón ante el Trival. El gol local fue obra de Diego.

Con un nutrido grupo de aficionados rojillos en las gradas de La Canaleja y con las bajas de Benítez por sanción y de De la Cuerda por lesión, la RSD Alcalá buscaba prolongar su buena racha de resultados en la Canaleja ante el Trival Valderas, en un partido que resultó muy poco atractivo para el espectador y que se terminó decantando a favor del equipo local.

Tras un inicio de partido en el que los dos equipos buscaban sin éxito hacerse con la posesión del balón, el Alcalá intentaba aplicarse sobre el complicado césped artificial de la Canaleja, pero los minutos iban pasando y el equipo de Jorge se contagiaba del juego “tosco” del Trival desapareciendo poco a poco de la disputa del partido y sin que nada pasara sobre terreno de juego. Con el escaso botín que ofrecía un disparo de Moha y algún intento que otro a balón parado, el partido estaba para no cometer ningún error si se quería cuanto menos puntuar. Pero esta vez la moneda salió cruz y el error en la zaga rojilla llegó al filo del descanso, cuando en el minuto 41 el atacante del Trival Diego se aprovechaba de una indecisión en el despeje, para enviar el balón al fondo de la red de la portería de Juancho y romper la igualdad (1-0).  El gol enviaba a los dos equipos al vestuario y ya en la segunda parte el Alcalá intentó buscar la reacción desde el banquillo con la entrada de David López, Joshua Zapata y Merchán, pero no era el día del Alcalá y con más corazón que cabeza el equipo rojillo, en un partido para olvidar y muy poco atractivo para el espectador, intentaba buscar un gol que no llegaría.

Anuncios