Escrito por Rosa María García y publicado en la Información de Madrid el 16 de Febrero de 1995.

Isidro perdió su trabajo al no obtener el tercer grado penitenciario

Isidro de Jesús García, el alcalaíno de 25 años en carcelado en Alcalá-Meco por no pagar a su ex mujer las 12.000 pesetas para su hija, ha anunciado su intención de comenzar una huelga de hambre.

El joven permanece en el centro penitenciario desde el pasado 26 de enero. Había rehecho su vida junto a otra compañera de 24 años, con la que tiene un hijo de 18 meses, y el pasado 2 de febrero debería haberse incorporado a un trabajo. Sin embargo, perdió el empleo al no haber obtenido aún el tercer grado que le permitiría salir de la cárcel durante el día, lo que le ha sumido en un estado depresivo.

La Asociación de padres de familia separados y divorciados le aconseja que reconsidere su aptitud. “Tiene que tener confianza. De una u otra manera, todo se solucionará “, manifiesta Rafael García, vicepresidente de la Asociación. Esta entidad considera que la situación de Isidro es “injusta” y exige que le sea concedido el tercer grado penitenciario. “No se le ha permitido ver a su hija desde hace 16 meses y, sin embargo, no se ha castigado igual a la otra parte”, alegó Rafael García.

 

Anuncios