El terrible terremoto que asoló México el pasado 19 de septiembre ha generado en México una situación de emergencia para miles de personas, que se han quedado sin casa, sin la posibilidad de acceder a suministros básicos.

La Fundación Save de Children, que lleva tiempo desarrollando labores de cooperación allí, se puso en contacto con el Ayuntamiento de Alcalá de Henares para solicitar una ayuda de emergencia, con el objetivo de paliar las consecuencias de los repetidos movimientos sísmicos que se han producido desde esa fecha, destinada a mejorar las condiciones de vida de las personas damnificadas, especialmente de los niños y de las niñas que se han visto duramente afectados por las consecuencias de los temblores.

Una vez estudiada la petición y evaluada técnicamente, la Concejalía de Derechos Humanos y Cooperación al Desarrollo tomó la decisión de conceder la ayuda, que fue aprobada en la Junta de Gobierno del pasado viernes, 20 de octubre. El dinero servirá, entre otras cosas, para “facilitar refugio a quienes se han quedado sin un hogar, establecer espacios seguros para la infancia y restablecer cuanto antes su acceso a la educación son nuestra prioridad”.

Anuncios