El Bosque Comestible de la Isla del Colegio cuenta desde el pasado 6 de octubre con 120 nuevos ejemplares de diferentes estratos vegetales: arbóreo de porte alto (nogales), arbóreo de porte bajo (cerezos), arbustivo (majuelos) y herbáceas (lavandas y romeros), gracias a la jornada de voluntariado ambiental promovida por la Asociación Seo Birdlife y Telefónica, en colaboración con la Concejalía de Medio Ambiente y Movilidad, durante ese día.

El Bosque Comestible de la Isla del Colegio se creó en marzo de 2017, y actúa como barrera natural entre el espacio protegido de la Red Natura 2000 al que pertenece el río Henares con sus riberas, y la ciudad, añadiendo a sus beneficios propios la función de amortiguar la presión sobre el río Henares, para que su vegetación asociada se recupere adecuadamente.

En esta ampliación del Bosque Comestible se han tenido en cuenta especies autóctonas del entorno, que además de enriquecer el espacio con su producción, implican un escaso o nulo mantenimiento posterior.

Desde la Concejalía de Medio Ambiente y Movilidad se invita a toda la ciudadanía a colaborar en el cuidado y respeto del valioso patrimonio natural de la ciudad.

 

 

 

Anuncios