El tema de la independencia de Cataluña me ha hastiado de tal manera que no he tenido ni siquiera ganas de seguirlo en profundidad….., estoy tan harto de provincianismos baratos que ni me molesto. Pero he de confesar, que he contemplado con cierta satisfacción como en España se ha despertado un espíritu patrio ajeno a ideologías, del que considero que nuestro país – y debido a mojigaterías baratas- , se encontraba falto.

Por razones que no vienen a cuento, el pasado fin de semana me encontraba tomando café en un céntrico local de la capital donostiarra y ojeé un panfletillo que había quedado libre en la mesa de al lado. El panfletillo en cuestión se encontraba abierto por una juntada de letras que hablaba de la intransigencia de los “Unionistas” en el tema catalán…. Pues visto lo visto, yo debo ser el primero de los Unionistas

Ni que decir tiene que cuando seguí ojeando el panfleto me di cuenta de que ni más ni menos se trataba del “Diario Gara” – ese que plasma la ideología del socialismo revolucionario que abrazaron los cuatro pijos progres de Neguri que se juntaron a finales de los años 50 para fundar E.T.A-.  Me hizo mucha gracia la lectura en cuestión, porque para los separatistas el problema estriba en que los unionistas, -que somos “de mente rancia y estrecha”- no entendemos los derechos que unos pocos esgrimen “para ir por libre”. El planteamiento me pareció absurdo y falto de argumentos, lo que me reafirmó en mi punto de vista, según el Gara “Unionista”.

Auguro que el asunto únicamente va a traer perjuicios de todo tipo a una región – como queráis llamarlo- a la que la ventana histórica siempre ha tratado de manera benévola, ventana de la que unos cuantos listos han querido sacar tajada, llevándose al huerto a un rebaño de ovejas, que en este caso puede que se hayan comportado de manera demasiado dócil – no voy a utilizar el término aborregado porque no sería justo- y condescendiente.

Aunque creo que ya lo he dicho en otras ocasiones, este Alcalaíno Impenitente recorrió la costa oriental canadiense – desde Toronto a Tadoussac –  en Septiembre de 1998 – tres años después del ajustadísimo referéndum-, y pudo ver cómo la otrora pujante Montreal, había cedido ya entonces el testigo de la prosperidad a la bulliciosa, anglosajona y cosmopolita Toronto, proceso que se ha acelerado durante los casi 20 años que han trascurrido desde mi visita, circunstancia – la pasta es la pasta- que ha motivado la pérdida de confianza en el movimiento independentista auspiciado por el Partido Quebequés. Es un proceso que he seguido con celo y del que podría hablar en profundidad.

Yendo al grano, creo que nuestros políticos locales deberían haberse mantenido al margen de un tema tan complejo como es el Catalán. Pienso que el Ayuntamiento debería haber tramitado la solicitud de Rafael Ripoll, portavoz de España2000, para emitir el apoyo del Consistorio Complutense a aquellos que decidieron mantenerse del lado de la ley, y punto. Creo que los políticos complutenses tienen bastante con atender nuestra ciudad – que lo hagan o no, es criterio de cada uno-, el resto, es trabajo de los políticos nacionales, que para eso les pagamos. Hablando en plata, creo que el tema catalán “les queda grande a los políticos complutenses”.

Cuento todo esto, a raíz del rifirrafe mantenido en las redes sociales entre el portavoz de los populares complutenses en el consistorio, Victor Chacón, y los socialistas de Alcalá.

Considero que el comentario del Sr. Chacón sobre el papel de los socialistas en Cataluña, sobraba, y sobra precisamente porque el Sr. Chacón está demostrando una incapacidad absoluta para gestionar el cargo para el que fue elegido – le votaron tres de sus compañeros y ahí está- como para encima dar su opinión sobre lo que sucede más alla de nuestro municipio. También sobra la demagógica contestación de los socialistas de Alcalá, que se agarraron al victimismo para justificar la ambigua actitud de su partido ante un tema tan controvertido. Mal por uno y por los otros, pero creo que peor por el popular,  que fue el que abrió un melón que desde mi punto de vista no era necesario abrir.

Los más que nerviosos Sucesores de Bello & Cía, – ante la inesperada presencia de una nueva jefa- parece que han desprecintado el laboratorio de ideas gilipollescas puesto en marcha por su mentor, y han propuesto ni más ni menos que reducir el I.B.I de los complutenses. La idea en sí es loable y deja al actual equipo de gobierno en mal lugar – ciertamente y como suele ser en política hacen justo lo contrario de lo que prometieron-, pero de brindis al sol sabemos un rato, ¿No?

Evidentemente el Sr. Chacón – únicamente da argumentos para pensar que es un profundo desconocedor de todo lo que pasa en la ciudad- , ignora que fue su mentor quien situó el I.B.I de los complutenses en cotas nunca antes vistas – cotas que los socialistas han incrementando en buena medida machacando el escaso tejido productivo del que goza la ciudad-.

Sin lugar a dudas esta idea – la de bajar la duplicidad del  I.B.I- sería muy buena, si el Sr. Chacón – y de la misma manera que ha solicitado eliminar la duplicidad- también hubiese anunciado las medidas encaminadas a la obtención de los recursos económicos destinados a cubrir las necesidades financieras del consistorio, sustituyendo el traumático I.B.I.

También estaría bien, que el Sr. Chacón indicase que el I.B.I de Alcalá esta en esos niveles porque históricamente nuestro Ayuntamiento se ha convertido en un pesebre en el que los de uno y otro lado pastan – sin criterio definido y ocupando cargos y carguillos, no nos olvidemos del Club de los 26 -, con unas remuneraciones totalmente fuera de contexto.

Desde aquí, invito al Sr. Chacón a que se ponga a trabajar– una vez desprecintado el laboratorio de ideas gilipollescas- , por los vecinos en lugar de marear la perdiz con falacias y absurdos, empleando las pócimas mentales necesarias para encontrar una solución al endémico problema laboral del consistorio, que es ese que verdaderamente desangra nuestras finanzas comunes.

Más claro que el agua:  espero que Don Víctor Chacón Tesor saque de la probeta una idea con la que situar los salarios de los trabajadores municipales en la normalidad mundana – esa del españolito de a pie que pisa tierra y paga hipoteca-, lo que nos permitirá a los restantes alcalaínos darnos algún capricho a costa de la más que previsible reducción impositiva,  solución que además también aportaría a las arcas de los complutenses la liquidez necesaria para poder acometer los necesarios proyectos de inversión que demanda la ciudad. Conmino a los complutenses, para que una vez que el Sr. Chacón logré un proposito común de los vecinos-y del sentido común de cualquier mortal-, brindemos a su salud – tampoco debería ser así porque ya le aflojamos cincuenta mil lereles del ala al año-.

Como nada de esto va a suceder, esperemos que la inesperada irrupción en el Partido Popular de Alcalá de la senadora Rosa Vindel , – desde aquí una cordial bienvenida a una ciudad en la que todo el mundo es bien recibido siempre y cuando venga con ganas de trabajar por el bien de los alcalaínos – ponga en los azules complutenses el orden y concierto necesario que ellos mismos han sido incapaces de encontrar.

Lo de siempre,

Tenemos lo que nos merecemos – y seguimos sin despertar-

 

El Alcalaíno Impenitente.

Anuncios