La puerta del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, ubicado en la Plaza de Cervantes, congregó el Viernes a más de un centenar de personas que manifestaron su repulsa a los atentados del Jueves en Barcelona y Cambrils mostrando su solidaridad con las víctimas y sus familias.

La Corporación Municipal se sumó así a la iniciativa de la FEMP participando en los cinco minutos de silencio de condena de los atentados.

 

Anuncios