El Ayuntamiento de Alcalá de Henares, a través de la Concejalía de Acción Social, pone cada año en marcha el programa Garantía Alimentaria

El objetivo de este programa es proteger a la infancia en situación de riesgo, así como asegurar una correcta alimentación a todas las niñas y niños de la ciudad. Siendo uno de los Derechos Humanos fundamentales, garantizarlo debe ser siempre una prioridad para la administración.

Este programa consiste en la garantía de cobertura alimentaria a través de los comedores escolares de los centros educativos. Su actuación se ha ido renovando en los sucesivos cursos escolares con todos los centros educativos públicos (sistema directo o concertado) que disponen de servicio de comedor.

Su cualidad respecto al anterior programa de comedor escolar municipal, es que la detección y protección inicial del escolar puede originarse directamente desde los propios centros, sin tener que esperar a su recepción ni tramitación desde los Servicios Sociales. Para aquellas fechas no lectivas donde no se puede hacer uso de este sistema, se suple con ayudas económicas familiares directas.

Suso Abad, concejal de Acción Social, valora así los resultados del informe anual: ”Lo que se busca con este programa es reducir la exclusión social y motivar a la gente para que salgan de situaciones de riesgo, con un pequeño empuje desde la Concejalía de Acción Social. La idea es garantizar los Derechos Fundamentales, cubrir las necesidades y actuar sobre las situaciones de vulnerabilidad social”.

Su actuación identifica a los niños y niñas en los propios colegios, con la ayuda de los equipos docentes de los centros, de manera que se contacta con los tutores de una forma amable y privada. Cada caso es observado y valorado por un equipo de atención especializado que tiene en cuenta todos los factores de vulnerabilidad riesgo y/o exclusión social de las familias.

El ámbito de su influencia va más allá de la plaza de comedor infantil, pudiendo llegar a extenderse hasta el ámbito familiar con ayudas al alquiler de vivienda u otros alojamientos, o complementarias (ayudas técnicas, transporte…) Tiene un carácter temporal y coyuntural, no siendo indefinido el período de la prestación.

El Ayuntamiento, consciente de la importancia que tiene la alimentación infantil y su garantía, tiene como objetivo que ningún  menor en Alcalá se vea privado de este Derecho. En 2016 se han concedido 629 becas desde el Ayuntamiento, los datos de 2017 son todavía difíciles de analizar hasta que no se llegue al final del año. El gasto por habitante de Alcalá de 1,39€. El objetivo el próximo curso será seguir cubriendo las necesidades y que ninguna situación de riesgo ni exclusión escape a la atención de los Servicios Sociales.

Anuncios