Nuevas Generaciones de Alcalá quiso recordar a su presidente de honor, Miguel Ángel Blanco, con un sencillo y humilde acto celebrado en un lugar de la ciudad complutense lleno de simbolismo: la confluencia de la Avenida Miguel Ángel Blanco con la Avenida Víctimas del Terrorismo, en el joven barrio de Espartales Norte.

A la convocatoria de NNGG respondieron numerosas personas, afiliados y simpatizantes de la formación juvenil y del PP de Alcalá, como los concejales del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Alcalá. Acudieron también víctimas del terrorismo, afectados por los atentados del 11-M.

Los jóvenes de Nuevas Generaciones colocaron un centro de flores tras leer el manifiesto elaborado por la Fundación Miguel Ángel Blanco con motivo del XX Aniversario del asesinato del joven concejal de Ermua.

 

Anuncios