Fotografía de Ricardo Espinosa Ibeas

Iba a titular mi post con un de “Salarios”, pero echándole un ojillo a mis notas me he dado cuenta que ya lo utilicé para otro post relacionado con el mismo tema. Los sueldos del Ayuntamiento de mi pueblo.

Desde hace algún tiempo trato de ser pulcro en mis juntadas de letras, y busco eliminar, tacos, palabras soeces y similares….. pero ¡¡¡Coñooooó!!!, es que no me sale, y puede deberse a dos motivos: o que soy un gañán – circunstancia bastante probable- o que realmente todo lo relacionado con la política complutense resulta asqueroso.

Realmente en mi vida privada, en esa que vivo de verdad,- sin el pseudónimo que me permite poder decir todo aquello que muchos callamos por miedo a ser víctimas de la maquinaria de un sistema pensado para defender los intereses de la mediocre partidocracia que nos gobierna-, junto letras sin necesidad de expresar mis sentimientos de forma burda, forma a la que me veo abocado escribir por el intenso mamoneo que nos rodea.

Siempre he sido muy claro con el tema de los salarios. De hecho pienso que fui el primero que denuncié los estrambóticos salarios de mi pueblo, allá por 2012, cuando empecé a juntar letras en este pasquín. Lo sabemos todos. Los salarios de Alcalá son anormales, extrambóticamente excesivos y no se ajustan a ningún criterio razonable.

Cierto…. La mayor parte de los salarios a los que hace referencia A. Sacristán, y que tanto revuelo han causado en la ciudad, vienen del periodo de gobierno del Partido Popular….. pero el Partido Popular dejó de gobernar en 2015, hace ya más de dos años.

¿Qué se ha hecho desde entonces? ¿Alguien puede justificar esos salarios?

Hablando en plata….¿Alguien en la ciudad considera justos y razonables los salarios del Ayuntamiento de Alcalá de Henares? En la época de crisis crónica en la que vivimos se habla mucho del salario necesario para llevar una vida mínimamente decente; Unos dicen que 1.000 lereles, otros que 900….. Entonces.. ¿qué nivel de vida llevan los funcionarios del Ayuntamiento de Alcalá? Creo que en una ciudad en la que la crisis económica ha hecho tantos estragos y con una deuda tan abultada como la nuestra, no es de recibo que muchos de los funcionarios del Ayuntamiento – caja común de los complutenses-, sextupliquen o septupliquen las necesidades económicas vitales de cualquier persona.

De ahí que no creo que nadie sea capaz de justificar los salarios de los funcionarios de nuestro Ayuntamiento.

Soy de los que pienso que el trabajo de un pavo, vale lo que vale. Ni más ni menos. Tengo claro que el trabajo del Interventor del Ayuntamiento de Alcalá de Henares -133.000 lereles…. lo que son más de 22 millones de pelas anuales- no vale más que el trabajo del interventor del Ayuntamiento de Madrid…… Entonces, ¿Por qué el salario del Interventor de Alcalá de Henares es más alto que el del interventor del Ayuntamiento de la capital de España? Resulta muy complejo entender como el salario del Interventor del Ayuntamiento de Madrid es sensiblemente inferior al salario del Interventor del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, cuando Madrid es dieciocho veces más grande que Alcalá, y en consecuencia la responsabilidad del Interventor del Ayuntamiento de Madrid es dieciocho veces mayor. Entonces….. ¿Por qué su salario es menor que el del Interventor de Alcalá de Henares?, Me temo que este razonamiento sería válido para la práctica totalidad de los puestos de trabajo de nuestro Ayuntamiento…

En el fondo del asunto nos encontramos con un problema de subdesarrollo. Si, de subdesarrollo democrático y cultural. El subdesarrollo de un país se mide por el número de funcionarios que son necesarios para que su administración funcione, así como del salario de esos funcionarios…. coste de administración/coste de ser administrado= Impuestos que paga el contribuyente.

En las economías occidentales desarrolladas, nadie en su sano juicio quiere ser funcionario. Ni en Francia, Ni en Alemania, ni en el Reino Unido…. Entonces….¿Por qué en España el acceso a la función pública es el sueño de cualquier españolito de a pie?…y si es en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares…. Pues la ostia, ¿No? Para eso están los complutenses, que con una de las presiones fiscales locales más fuertes de España, acoquinan año a año esos privilegios.

El porqué de ese desajuste funcionarial lo podemos encontrar en el populismo político de las clientelas, contemporizado en nuestro país, pero no en los países de nuestro entorno; países en los que la función pública es la profesión de aquel que no ha sido capaz de desarrollar su actividad en el ámbito privado.

El actual tripartito llegó a la ciudad con la aureola de cambio, y este asunto – otros muchos también- sigue exactamente igual, por lo que tenemos lo mismo, o mejor “de lo mismo tenemos más”.

El tema no tiene solución. Porque a ver quién le dice al titular del órgano de apoyo, que se ponga el mismo salario que tenía en el pueblo castellano manchego del que fue repescado vía comisión de servicios hace ya unos años – caso parecido al del actual interventor, que no ha seguido precisamente el cursus honorum habitual para encontrarse donde se encuentra-, o a ver quién convence al Jefe de la policía municipal para situarse salarialmente en el nivel de cualquier Jefe de Policía de ciudad española de 200.000 habitantes.

Con un poco de suerte, estoy convencido de que Javier Rodríguez Palacios – evocando eso sí su etapa más mística-, charleta……café y a buen seguro logrará que esos privilegiados que nos chupan la sangre vía impuestos, se bajen el salario al menos un 50%, para dejarlos un poco más acordes al esfuerzo que desarrollan. No en vano, esos “hacendosos” trabajadores municipales han sido parte indispensable del boquete de 316 milloncetes de euros que los alcalaíno adeudamos – vamos como 5.300 lereles por hogar que es lo que debemos los complutenses-.

Lo de siempre,

Tenemos lo que nos merecemos – y siguiendo al pie de la letra lo que dice una fiel lectora- ……seguimos sin despertar.

El Alcalaíno Impenitente

Anuncios