Desde el Jueves 28 de junio Alcalá cuenta con un nuevo mural de arte urbano para todas las vecinas y vecinos del barrio de Espartales Norte situado en la Plaza del Viento.

A la inauguración asistieron el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, la concejala de Participación y presidenta del Distrito IV, Laura Martín, así como representantes del colectivo artístico Mopka Art y la Asociación de Vecinos de Espartales Norte

Esta ha sido la culminación de un proceso promovido inicialmente desde la Asociación de Vecinos de Espartales Norte quienes fueron los primeros en trasladar su inquietud a la Concejalía de Participación sobre el estado del barrio y sus ideas para mejorarlo. Laura Martín destacó el papel que los vecinos han tenido en el proceso ”Parece que fue ayer cuando empezamos a trabajar en recuperar la plaza central de Espartales Norte y quiero decir que estos dos años como Presidenta del Distrito han sido un auténtico placer gracias a la fuerza que han demostrado y me han transmitido vecinos y vecinas, a su implicación y sus ganas de transformar el barrio. Este es un ejemplo de cómo un barrio que se moviliza es capaz de cambiar su entorno” comentó la edil de Participación.

La Asociación de Vecinos de Espartales Norte y el colectivo Mopka Art, actores necesarios para esta transformación

Desde la Asociación de Vecinos Espartales Norte se puso en marcha un proceso de consulta para facilitar la intervención municipal en este espacio. A través de una pequeña encuesta se intentó llegar al mayor número posible de vecinos. Esta encuesta se podía realizar presencialmente en los comercios de la zona y  de manera telemática por internet. Gracias a ella los vecinos lograron un consenso para darle un nombre a la plaza que ahora es la plaza del Viento. Asimismo se ha logrado recuperar el anfiteatro a través del mural de arte urbano. También se decidió solicitar la puesta en funcionamiento de la fuente, que hasta ese momento sólo se había encendido una vez, por parte de los anteriores equipos de Gobierno. Desde entonces solo había estado acumulando basura y como el resto de la plaza, permanecía olvidada.

Es en este punto cuando la Concejalía de Participación pone en contacto a la Asociación de Vecinos de Espartales Norte con el colectivo Mopka Art, para que juntas desarrollen el proceso de actuación, fomentando el trabajo en red entre colectivos. Con el objetivo de que los adolescentes del barrio hicieran suyo el espacio, las asociaciones participantes proponen trabajar con los estudiantes del IES Lázaro Carreter. Para ello se pide colaboración a la Asociación Todo Avanza, que desarrolla un proyecto educativo en el barrio.

Con los adolescentes se trabajan dos palabras: libertad y opresión. En estas dinámicas se intenta hacer comprender a los estudiantes el significado de ambas palabras mediante las emociones y situaciones que les evocan. La elección de estas palabras se basa en la libertad que inspira el viento en la cara y los pájaros volando libres entre el viento. Siento el viento y los pájaros los motivos principales del mural. Asimismo una frase de Miguel de Cervantes es elegida para ilustrar la esencia del mural: “No hay en la tierra contento que se iguale a alcanzar la libertad perdida”

Con todos estos elementos, el colectivo de artistas Mopka Art, ayudado por los vecinos y vecinas, fueron los que llevaron a cabo la pintura a lo largo de casi una semana. Con todos estos elementos, el colectivo de artistas Mopka Art,  ayudado por los vecinos y vecinas, fueron los que llevaron a cabo la pintura a lo largo de casi una semana. La Concejalía de Participación ve así alcanzado un paso más en su objetivo de acercar a la ciudadanía herramientas para modificar su entorno. Desde la misma se anima a cualquier asociación, colectivo, vecino o vecina a transmitir sus propuestas, inquietudes y necesidades, para continuar transformando la ciudad y mejorándola con la colaboración y participación de la ciudadanía.

Anuncios