Dentro de la Planificación en materia de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, los trabajadores del Parque Municipal de Servicios del consistorio recibieron ayer charlas informativas sobre los peligros que conlleva la exposición a temperaturas extremas. A esta campaña sobre el estrés térmico han asistido en torno a 130 operarios municipales.

Su impartición está dirigida a prevenir los riesgos que puedan sufrir los trabajadores municipales expuestos a altas temperaturas durante el periodo estival. Se han dado recomendaciones tales como beber abundante agua o líquidos con electrolitos sin esperar a tener sed, evitar las bebidas alcohólicas, y las muy azucaradas, hacer comidas ligeras, evitar las actividades en el exterior en las horas más calurosas, usar ropa ligera y de color claro, protegerse del sol con un sombrero y utilizar un calzado fresco y que transpire, así como realizar frecuentemente descansos cortos en lugares frescos.

 

Anuncios