Un partido entre las selecciones de España e Inglaterra (England Counties) en Guadalajara era una oportunidad única que Rugby Alcalá no podía dejar pasar. Además de las más de 200 personas del equipo rojillo que asistieron al partido, donde debutó el jugador de la escuela rojilla Iñaki Mateu, ambas selecciones tuvieron el detalle de visitar el club alcalaíno. Inglaterra estuvo el viernes previo al choque mientras España lo hizo el lunes después del mismo. Sin duda todo un acontecimiento para los niños y niñas de las escuela que pudieron pasar un buen rato con sus ídolos.

La selección inglesa tenía su hotel de concentración en Alcalá de Henares para este partido por lo que los miembros del Rugby Alcalá se pudieron en contacto con la Federación Española de Rugby para cualquier cosa que pudiera necesitar el equipo británico.

La sorpresa fue que ellos mismos se ofrecieron a hacer una visita al club el viernes antes del partido. Dicho y hecho, a las 16:00 horas del viernes 30 mastodónticos jugadores de rugby con la Rosa de Lancaster (de ahí que a Inglaterra se le llame el XV de la Rosa) en el pecho aparecieron por las puertas del Campo Municipal de Rugby.

Los jugadores ingleses hicieron un partido de rugby sin contacto con niños y niñas de 4 a 10  años y una pequeña sesión de entrenamiento con jóvenes de 11 a 17 años. Los jugadores de la escuela quedaron encantados con la visita de unos jugadores que recibieron como obsequio el escudo conmemorativo del 50 Aniversario del Rugby Alcalá y entregaron al presidente Fernando Uceda una camiseta firmada por toda la selección.

Leones en Alcalá

Pero si la visita de los ingleses hizo ilusión a los jugadores y jugadoras de la escuela alcalaína, lo de la selección española superó todos los límites. El lunes 5 de junio es una fecha que quedará inscrita en letras de oro en los 50 años de la historia del club. Ese día 30 Leones aparecieron por las puertas del Campo Municipal de Rugby (el sobrenombre de la selección española es el XV del León).

Los jugadores de España partían esa misma noche a Montevideo para disputar la Nations Cup ante Uruguay, Namibia y Argentina. Pero no querían perderse una visita al club de Rugby Alcalá, el más antiguo del Corredor del Henares.

Los Leones firmaron camisetas, balones, se hicieron fotos y respondieron a todas las peticiones de los niños y niñas de la escuela hasta el límite de que el autobús tuvo que retrasar su hora de salida para esperar a algún jugador que aún estaba firmando autógrafos.

Sin duda un gran fin de semana para la Escuela del Rugby Alcalá no solo con la visita de ambas selecciones sino también con el partido que pudieron disfrutar en el Pedro Escartín de Guadalajara. Con este último evento la escuela alcalaína cierra su actividad hasta el próximo mes de septiembre.

Anuncios