Publicado  en La Información de Madrid, el 24 de Diciembre de 1994. Escrito por Rosa María García

En la zona ya ha fallecido electrocutado un joven

El Barrio Reyes II, ubicado en el distrito de El Juncal, se verá beneficiado por el enterramiento del tendido eléctrico que hasta ahora le viene atravesando por encima.

El convenio suscrito por el Ayuntamiento alcalaíno, Unión Fenosa y la Dirección General de Industria de la Comunidad de Madrid para enterrar los cables de alta tensión de este barrio fue ratificado en el último pleno de la Corporación complutense para que pueda hacerse efectivo el próximo año.

La operación se desarrollará en dos fases: la primera cubrirá los 250 metros de cable que van desde su origen en la sub-estación de Unión Fenosa hasta el camino del Juncal, y la segunda permitirá el enterramiento de la línea hasta el río Henares. Precisamente, esta última zona es la de mayor peligro, ya que recientemente murió electrocutado un joven que había acudido a pescar cuando se le enredó el sedal en los cables de alta tensión.

300 millones

Las obras de ocultación del tendido eléctrico asciende a 300 millones de pesetas, de los que 200 corresponde sólo a la primera fase. La mayor parte del dinero de los fondos Feder llegados al Consistorio complutense, mientras que la Comunidad madrileña aportará 30 millones de pesetas y la compañía eléctrica Fenosa correrá con los gastos de redacción del proyecto.

Los estudios realizados últimamente por los técnicos municipales y de la Comunidad recomendaban el enterramiento de las líneas de alta tensión por el grave peligro que para la integridad física de las personas suponen la friolera de 145.000 Kilovatios de potencia

Anuncios