El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alcalá, Víctor Chacón, manifiesta su estupor porque se haya podido  autorizar “convertir una dependencia municipal en un bar de streptease”. 

Tras la difusión de que el pasado 3 de marzo se celebró en dependencias municipales una fiesta que incluyó un streaptease, Chacón anuncia que “vamos a exigir al alcalde socialista Rodríguez Palacios toda la información, que se confirme quién autorizó la fiesta y si, como dicen, hubo concejales del gobierno municipal que asistieron y presenciaron el espectáculo. Si es así –añade- su dimisión debe ser inmediata. Vamos a exigir también responsabilidades ante el intento de ocultación por parte del alcalde, que lleva casi dos semanas sin informar ni actuar ante un suceso tan vergonzoso”.

 

Anuncios