El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Víctor Chacón ha exigido “responsabilidades inmediatas” por el uso “extremadamente grave” de unas instalaciones públicas, en las que se celebró una fiesta por una jubilación que incluyó un streaptease.

“El Ayuntamiento de Alcalá de Henares no es un bar de streptease y las dependencias municipales están para servir a los vecinos, no para montar fiestas eróticas”, ha dicho Chacón.

El portavoz popular ha reclamado al alcalde complutense, el socialista Javier Rodríguez Palacios, que aporte toda la información que “lleva tratando de ocultar dos semanas”.

Según Chacón, “es obligada la dimisión del concejal –de Obras y Servicios-, tanto si se confirma que estuvo en la fiesta como por su responsabilidad por lo que ocurre en sus dependencias”. Esa dimisión, ha añadido, “hoy, mejor que mañana. Esta situación ha convertido al Ayuntamiento de Alcalá en el hazmerreír de España y cuanto antes dimita, antes se parará el escándalo”.

“Si esto pasara en la empresa privada, que se organiza una fiesta en un departamento con un streptease al que asisten directores, los primeros que se marchan son los jefes. Aquí –ha insistido el portavoz del PP- los responsables últimos son los concejales y el alcalde Rodríguez Palacios”.

 

Anuncios