Olga García, concejala de Infraestructuras y Vivienda recibió la certificación de los trabajos realizados que han supuesto una inversión cercana a los 700.000 euros.

Al acto de entrega asistió también Raquel Esteban, jefa de la Sección de Obras de la Comunidad de Madrid, así como representantes de la empresa Nuevo Arpegio y de las compañías ejecutoras del proyecto.

Los trabajos desarrollados consistieron en la realización de una nueva urbanización de la Avenida de Daganzo en el tramo comprendido entre la A-2 y la rotonda de la Avenida de Europa, en ellas se ha realizado la urbanización de un tramo de viario de aproximadamente 325 metros de longitud y se han realizado dos carriles por cada sentido de circulación de 3,5 metros de ancho cada carril, aceras de 5 metros de anchura y un carril bici, todo ello con su correspondiente alumbrado público y semaforización. Ambas semicalzadas se separan por una mediana de 1,35 metros de anchura y disponen de zonas de aparcamiento en línea a lo largo de ellas. Las aceras disponen de alcorques con red de riego automático.

Esta intervención representa una mejora sustancial para una importante vía que atraviesa la A-2 y que diariamente es utilizada por cientos de vehículos de todo tipo, incluso pesados, debido a la cercanía de varios polígonos industriales. Las obras de mejora han supuesto cambios considerables en beneficio de la comunicación por carretera en este punto de la ciudad.

 

 

Anuncios