Desde la Concejalía de Medio Ambiente y Movilidad se han realizado una serie de alegaciones respecto a la nueva redacción del borrador de protocolo por contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) formulado por la Comunidad de Madrid, destacando la necesidad de aplicar el principio de precaución en la actuación de las administraciones públicas y de concretar las medidas complementarias en materia de transporte público.

En esta línea, desde Alcalá de Henares se solicita que el establecimiento de un preaviso a la población se produzca cuando el nivel de NO2 alcance los 180 microgramos/m3, con el objetivo de mantener un margen preventivo, permitiendo adoptar medidas para evitar alcanzar un nivel de 200 microgramos NO2/m3 y de esta forma defender la salud de la ciudadanía.

Además, mantener los niveles y escenarios de actuación coherentes con el protocolo del Ayuntamiento de Madrid, permitirá mejorar la coordinación entre las distintas administraciones implicadas, esto es, la estatal, la autonómica y la local.

De igual manera, desde el Ayuntamiento de Alcalá de Henares también se ha solicitado que sean definidas en el protocolo de la Comunidad de Madrid, las medidas cuantificadas en porcentaje respecto al aumento de la capacidad del transporte público en cada uno de los escenarios del protocolo, con el objeto de que la población sea informada de forma clara y precisa.

Desde el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, se ha venido trabajando con distintos ayuntamientos del área metropolitana de Madrid, como son Alcobendas, Coslada, Getafe, Leganés y Rivas Vaciamadrid, en la elaboración de un borrador de protocolo de actuación por contaminación de NO2, que fue remitido a la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, como aportación de municipios de más de 75.000 habitantes.

Por último, desde Alcalá de Henares también se ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente, una convocatoria con carácter inmediato del grupo de trabajo de calidad del aire y municipios del área metropolitana de más de 75.000 habitantes, con objeto de tratar las distintas cuestiones planteadas y lograr que en la Comunidad de Madrid se disponga de un instrumento normativo en materia de contaminación del aire por NO2, que respete los principios de precaución establecidos por la propia legislación en materia de calidad del aire y por la Organización Mundial de la Salud, y que asimismo  contenga las medidas necesarias de actuación en caso de producirse episodios por contaminación y que ofrezca seguridad y proteja a la ciudadanía.

Anuncios