Acaba de inaugurarse esta muestra que ofrece un impresionante recorrido por las experiencias humanas de los más de 400 represaliados de la provincia de Madrid –al menos 10 de ellos de Alcalá de Henares- durante su cautiverio en el penal del Fuerte de San Cristóbal (Pamplona).

Al acto de apertura, que se celebró en la tarde de ayer, asistieron Olga García, Primera Teniente de Alcalde y Laura Martín, concejala de Participación, Ciudadanía y Distritos, acompañadas por Javier Galán, concejal de Derechos Humanos y Cooperación al Desarrollo.

De la mano de la Fundación Aranzadi y la asociación de recuperación de memoria histórica Txinparta, junto a otros,  llega hasta Alcalá esta exposición itinerante que ya ha visitado varias ciudades. El Loft de Arte Contemporáneo de la Plaza de San Lucas es el escenario elegido para la instalación de este recorrido por el recuerdo de los más de 10.000 presos políticos que fueron privados de libertad entre los muros de este penal militar (desde 1934 hasta 1945) y en el que muchos de ellos perdieron la vida.

La muestra pretende servir como homenaje al recuerdo de las víctimas de la represión franquista en el contexto de la Guerra Civil española y los años posteriores, al tiempo que ofrece una visión didáctica de los horrores de la contienda para las generaciones más jóvenes.

Alcalá de Henares es uno de los municipios españoles que aparece mencionado en numerosas ocasiones en la documentación recuperada del penal, ya que algunos de los reclusos eran vecinos o naturales de nuestra ciudad. De hecho se tiene constancia de que Pedro Blas, alcalde socialista de Alcalá en 1936 y al menos otros 9 vecinos más estuvieron presos en el fuerte.

La exposición “Que aflore lo enterrado” puede visitarse todos los días, hasta el 12 de marzo, en horario de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00. En el contexto de la muestra está prevista la celebración de una charla debate sobre la recuperación de la memoria, que tendrá lugar el jueves 9 de marzo.

 

Anuncios