El Ayuntamiento de Alcalá de Henares apuesta por conseguir que la movilidad en la ciudad sea menos contaminante y más respetuosa con el entorno.

Con la incorporación de estos nuevos autobuses son ya 10 los vehículos (de un total de 41) los que utilizan este combustible.

La explanada que se sitúa en las inmediaciones del Paseo de Aguadores ha acogido esta mañana la presentación de los 5 nuevos vehículos de la marca Mercedes. Al acto han asistido Alberto Egido, concejal de Medio Ambiente y Movilidad, y Miguel Ángel Cecilia, gerente de la empresa Monbus.

Además de su condición menos contaminante y más silenciosa que los vehículos diésel, estos nuevos autobuses son 100% accesibles para las personas con movilidad reducida, un aspecto garantizado tanto en modo automático como manual, lo que hará más sencilla su utilización por todo tipo de personas en sus desplazamientos.

Según ha manifestado el concejal Egido “la incorporación de estos nuevos autobuses a las líneas urbanas de Alcalá pone en valor nuestra apuesta por conseguir medios de transporte más ecológicos, silenciosos y menos contaminantes. Estos 5 modernos vehículos ya prestan sus servicios por las calles y avenidas de Alcalá y se suman a los ya existentes con características similares. Es ilusionante comprobar cómo la ciudad cuenta ya con un cuarto de su flota de autobuses que funcionan con alternativas energéticas más respetuosas con el entorno”.

El Gas Natural Comprimido (GNC) es un combustible económico, 100% seguro, que se utiliza en muchos vehículos. Esta fuente de energía representa una alternativa válida en el camino de transición desde otros combustibles líquidos, como la gasolina o el gasoil, hacia otros igualmente eficaces aunque menos contaminantes. El GNC ofrece interesantes ventajas para el Medio Ambiente ya que con su utilización en todos los vehículos -y especialmente en los que recorren grandes cantidades de kilómetros, como es el caso de los autobuses- se consigue una reducción muy significativa de las emisiones de NOX y de CO2, lo que redunda en una mejora de la calidad del aire en las ciudades. En cuanto a las ventajas económicas cabe destacar que el rendimiento de un kg de Gas Natural se sitúa por encima del de otros combustibles existentes. Por ello el ahorro es otra de las ventajas que representa esta fuente de energía que aconseja su utilización.

Los nuevos autobuses que se incorporan en Alcalá se suman a una flota que a 31 de diciembre de 2016 presenta una edad media de 4,34 años, que está por debajo del límite permitido por el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid. En cualquier caso, todos los autobuses están por debajo de los 10 años de servicio.

En 2016 los autobuses de Alcalá transportaron 9.675.000 viajeros, lo que representa un incremento en el número de usuarios del 11% con respecto a 2015. Para 2017 se prevé que la flota urbana de Alcalá recorra en torno a 3,25 millones de kilómetros.

 

Anuncios