Lo señalaba el último informe PISA: España supera la media de la OCDE en lectura y la iguala en ciencias, pero está 4 puntos por debajo de la media en matemáticas. Las respuestas a estos datos hay que buscarlas, según el profesor del Departamento de Física y Matemáticas de la UAH y experto en educación, Pedro Ramos, en el mal diseño curricular de la materia y en la falta de formación del profesorado que la imparte’.

Con respecto al currículo estima que ‘es muy extenso, los profesores tienen que ir corriendo para terminar el programa, los chicos se lo aprenden de memoria, tratan de hacer los exámenes, pero no asimilan los conocimientos, y por tanto no pueden desarrollar las competencias ’.

En su opinión, ‘dedicamos en la Primaria muchas horas a hacer multiplicaciones y divisiones enormes y los niños empiezan a ver las matemáticas como un engorro… Desde luego, hay que hacer algunas cuentas, pero no tantas. Esa es la dinámica que se sigue en otros países como Singapur –a la cabeza en matemáticas en el informe PISA-, donde los divisores con más de una cifra ya no están en el currículo de Primaria’

Ramos defiende modelos a seguir como el implantado en Singapur: ‘estudian menos cosas, pero en más profundidad, de forma que los estudiantes aprenden, adquieren el conocimiento necesario y es más fácil para ellos enfrentarse y resolver los problemas de ésta o de otras materias’.

Los problemas en el aprendizaje de las matemáticas también estarían relacionados, en su opinión, con la formación del profesorado. En este sentido, apoya las voces que defienden el establecimiento de un sistema tutelado y con evaluación final -como el MIR en medicina- para los primeros años de ejercicio profesional.

Con respecto a las evaluaciones externas como sistema de mejora del aprendizaje indica que ‘bien estructuradas, pueden ser positivas; pero no pueden convertirse en rankings, porque eso hace mucho daño a la enseñanza en general’.

 

Anuncios