Con esta intervención se soluciona el lamentable estado en el que se encontraban desde hace años tanto la estructura de madera como el entramado de la cubierta de uno de los edificios históricos más emblemáticos de Alcalá de Henares.

El alcalde, Javier Rodríguez Palacios, acompañado por los concejales Javier Galán y Olga García, ha visitado esta mañana las instalaciones y ha podido constatar el resultado de las diversas intervenciones llevadas a cabo.

Situado en el número 13 de la céntrica calle de Santiago, el Centro Municipal de Salud  ha venido soportando durante mucho tiempo los efectos de diversas filtraciones de aguas pluviales en su cubierta. Aunque las goteras se detectaron hace muchos años, hasta la fecha no se había realizado ninguna intervención de reparación de las mismas. Esta situación había provocado serios daños estructurales que aconsejaban su reparación urgente para evitar problemas mayores como el colapso de esa parte del edificio.

En febrero de 2016 se aprobaba en Junta de Gobierno la propuesta de reparación por un importe de 58.000 euros a instancias del concejal Javier Galán. Poco tiempo después, en agosto del pasado año, comenzaban las obras en esta antigua casa solariega del Siglo XVIII, que se prolongarían hasta finales del mes de diciembre.

A lo largo de tres meses y medio se ha procedido a limpiar y restaurar la estructura de madera y el entramado de la cubierta del edificio. Los trabajos han consistido en la retirada de todos los materiales afectados por las continuas filtraciones de aguas que habían provocado daños muy graves. Durante el proceso se ha conseguido recuperar una parte importante de los materiales históricos (tejas principalmente) que ayudan a mantener el aspecto original de esta parte del edificio y se ha dotado a la cubierta de un elemento de protección e impermeabilización (láminas de Fibrocemento) del que antes carecía.

Además de las actuaciones previstas y contempladas en el presupuesto inicial, se ha considerado conveniente añadir a la intervención el repintado de todo el patio, la consolidación de las columnas históricas y la colocación de líneas de vida en la cubierta. A pesar de estas operaciones de añadidura, el coste en certificación final ha sido de 57.294,68 €. Es decir, 705,32 € menos de lo previsto inicialmente.

Precisamente la instalación de líneas de vida supone una importante ventaja que facilita el acceso a la cubierta del edificio. Gracias a ellas podrán llevarse a cabo futuras operaciones periódicas de control y supervisión que redundarán en un mejor mantenimiento del mismo.

Para Javier Rodríguez Palacios es un dinero muy bien invertido porque “el Centro de Salud es un espacio vivo de la ciudad, es uno de los edificios municipales más visitados, alberga una sala de reuniones que utilizan muchos colectivos locales, así como sus servicios médicos y llevaba muchos años en condiciones lamentables. Hay que agradecer al Consorcio que lo haya aprobado y se ha actuado en su vertiente de patrimonio”.

Según el concejal Javier Galán “actuaciones como esta demuestran que las políticas del Cambio no sólo son reales sino que además están consiguiendo devolver a la ciudad sus edificios y servicios públicos. De haberse intervenido en una fase temprana, este problema se habría podido solventar de una forma más sencilla y con menor coste para las arcas municipales. La inexistencia de interés por el Patrimonio Histórico de nuestra ciudad demostrada por los sucesivos gobiernos del PP, ha estado a punto de hacer irrecuperable este importantísimo edificio público que hoy vuelve a lucir con el aspecto que nunca debió haber perdido”.

Anuncios