El pasado viernes, cientos de vecinos y vecinas de Alcalá, así como de visitantes que acudieron a la ciudad pudieron disfrutar de un gran espectáculo teatral participativo, El Viaje del Clavileño. Las representaciones comenzaron con un pasacalles en la Casa Natal de Cervantes al ritmo de ¡Viva don Quijote! y se organizaron en torno a un sequito formado por varios actores, que iniciaron su viaje portando a hombros a Clavileño para conducirle hasta la venta donde tuvo lugar el “desencantamiento” de las barbudas.

Durante el recorrido, que finalizó en la Huerta del Palacio Arzobispal, se utilizaron diferentes elementos de fuego y música junto a números circenses. Posteriormente una vez subidos Don Quijote y Sancho Panza a lomos de Clavileño, comenzaron a imaginar diferentes locuras que fueron interpretadas por los actores suspendidos de una grúa realizando acrobacias en tela, aro y trapecio. El desenlace final protagonizado por un gran castillo de fuegos artificiales, encandiló al público asistente.

El espectáculo conjugó la fuerza de la música y los efectos con un trabajo actoral-circense de gran potencia visual. Fuego real, baterías secuenciadas, volcanadas y carcasas, con un efecto de humo pusieron el broche a esta representación organizada en el marco de los actos de la conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes.

 

 

Anuncios