La policía municipal extiende sin comunicación previa a la calle Libreros el supuesto “corte al tráfico” de la Plaza de Cervantes

(Redacción-E.G.S-S) Pese a que el consistorio anunció que la Plaza de Cervantes permanecería cerrada al tráfico durante la tarde de los Sábados del periodo de Navidad, en la práctica, la policía municipal ha restringido sin ningún tipo de comunicación previa el tráfico rodado desde la calle Libreros, lo que ha ocasionado graves perjuicios tanto al tráfico rodado, como a los vecinos, tanto de la calle Nebrija, como de la calle Santiago, que han visto como sin aviso previo se ha imposibilitado el acceso rodado a los garajes de la zona, que no han visto modificada la señalización para su acceso.

Según los vecinos de la zona – todos ellos han preferido mantener su anonimato-, han manifestado un profundo malestar por un problema que ya viene de lejos, ya que la policía local comunica el cierre de la Plaza de Cervantes, colocando vallas en el acceso desde la calle Libreros, con lo que imposibilita el acceso rodado a los garajes y viviendas de la calle Nebrija, Santiago Beatas o San Diego.

Según estos vecinos, el Ayuntamiento nunca ha comunicado la existencia de un plan de contingencias para las posibles urgencias o riesgos que se pudieran ocasionar sobrevenidamente – acceso de bomberos, ambulancias etc-, lo que está provocando una situación de grave riesgo y peligro en el área – tanto para los transeúntes como para los vecinos-, ya que la policía municipal no controla en ningún momento la “peatonalización de facto” que se produce en las vías que el Ayuntamiento corta al tráfico rodado sin comunicación previa: Libreros, Beatas, Nebrija, Tinte y Santiago.

Estos mismos vecinos critican que el consistorio ha generalizado una práctica cuya legalidad consideran muy dudosa.

 

 

Anuncios