La Concejalía de Obras y Servicios ha comenzado los trabajos de señalización horizontal de las calles Avenida Víctimas del Terrorismo, Avenida Miguel Ángel Blanco y Avenida Benito Pérez Galdós, situados en el barrio de Espartales, con el fin de reducir la velocidad de los coches a 30 kilómetros por hora para favorecer el uso de las bicicletas. La actuación forma parte de los proyectos municipales “Calles Tranquilas” y “Calles 30”.

Con esta actuación, el Ayuntamiento de Alcalá de Henares pretende facilitar la convivencia de automovilistas y ciclistas en las vías con mayor tráfico de la ciudad, reduciendo la velocidad en aquellas que tengan dos carriles de circulación por sentido y diseñando recorridos alternativos para los usuarios de bicicletas menos experimentados.

Los trabajos de señalización horizontal están incluidos como obra de inversión dentro del contrato de “Servicio de Conservación y Reforma de Pavimentos en el Municipio de Alcalá de Henares”.

Anuncios