El material incluye una serie de consejos con los que se pretende mejorar la atención que se dispensa a diversos colectivos que presentan algún tipo de diversidad funcional.

Estos tres manuales han sido elaborados por la concejalía de Acción Social en colaboración con APHISA, APSAH, el Centro de Día para personas con enfermedad mental de Grupo Exter y la Mesa de Diversidad Funcional.

A través de estos documentos se recogen una serie de indicaciones bajo la perspectiva de tres grupos de personas con discapacidad intelectual, enfermedades mentales o personas sordas, que permiten conocer mejor cómo se sienten y contribuyen a entender con mayor exactitud sus necesidades relacionales con el resto de la sociedad. A través de sencillos consejos se reivindica el espacio de estas personas en un entorno normalizado, al tiempo que se destierran algunos prejuicios habituales y sin fundamento que perjudican la comunicación y la relación con estos colectivos.

Precisamente uno de los objetivos de estos manuales de buenas prácticas es contribuir a la integración comunitaria de estas personas, atendiendo a las peculiaridades que les definen. Eliminando la estigmatización y ayudándoles a romper las barreras sociales a las que se enfrentan a diario.